Vender genética para producir mejores vacas seguirá siendo negocio

El director de la tercera exportadora de semen y embriones vacunos del país dice que el rubro no se ve afectado por la crisis, ya que permite reducir a la mitad el costo hacer un ternero.

Por
12deNoviembrede2008a las06:58

El último ministro de Educación del ex presidente Carlos Menem se dedica hoy, de lleno, a producir y comercializar genética bovina. Tanto, que su empresa, Centro Genético del Litoral (CGL), es la tercera exportadora nacional de semen y embriones bovinos, con exportaciones a Paraguay, Bolivia, Brasil, Uruguay, y Colombia.

Manuel García Solá, quien también presidió el Cofirene Banco de Inversión y fue vicepresidente de CRA, ganó el principal galardón de la 19º edición del premio que otorga cada año el BBVA Banco Francés.

El empresario inició su proyecto de negocios con un campo de cría y una cabaña de genética, hace 28 años. En 1998, conformó un fideicomiso para comprar toros, y creó en Chaco un centro de inseminación integral. “El primer lanzamiento fue un plan de negocios a 5 años, con una tasa del 32% sobre las ventas”, dijo García Solá a El Cronista. El año pasado, la firma vendió 150.000 dosis de semen, de las cuales 25.000 fueron al mercado externo.

La genética bovina argentina no puede entrar a la Unión Europea, África, Asia y Rusia. “Dependemos de los protocolos sanitarios”, dijo García Solá, quien podría acompañar la gira presidencial que llegará en los próximos días a Argelia, Túnez, Egipto y Libia, previo paso por los Estados Unidos, para analizar oportunidades de negocios.

Pese a la crisis ganadera argentina que denuncian las entidades agropecuarias, que volvieron a arremeter contra el Gobierno ayer, García Solá dice que su negocio, tanto en el mercado local como de exportación, se mantiene, porque “aplicar ingeniería genética reduce a la mitad el costo inicial de producir un ternero”.

Una dosis de semen de vacunos para producir carne en el mercado interno vale $ 18 en promedio. Las de exportación se venden a u$s 3 cada una.

La firma, además, importa semen de vacunos para leche de la raza Holstein, a través de la representación de la firma francesa Genes Difussion Optimal.

Hace seis meses, CGL lanzó otro fideicomiso. En este caso, se trata de un proyecto de negocios a dos años, con tasa del 28%, para invertir en el engorde de bovinos a corral (feedlot), que ya cuenta con una capacidad de engorde de 2.000 animales, y envía al mercado 350 por mes.

En febrero próximo, CGL comenzará a comercializar una vacuna contra un parásito que genera anemia en los animales (tristeza bovina). El producto fue creado por el INTA hace más de 20 años, pero CGL le agregó la posibilidad de congelarlo y amplió así el mantenimiento para uso, de 96 horas a 2 años.

Por Julieta Camandone.

Temas en esta nota

    Cargando...