En el este, los primeros lotes de trigo rinden hasta 25 qq

Las lluvias de los últimos días consolidan el avance de la soja y el maíz.

21deNoviembrede2008a las13:01

Durante la presente semana sólo hubo lluvias muy sectorizadas en el ámbito de la región pampeana. Uno de los sectores más beneficiado fue el del ángulo noroeste que incluyó buena parte de la provincia de Córdoba. El otro sector que recibió lluvias de relativa importancia fue la del sudeste bonaerense. En el resto del área sólo hubo milimetrajes irrelevantes o ausencia total de precipitaciones. Otro evento para destacar fue el brusco descenso térmico operado durante el fin de semana. La severidad de la caída de temperatura alcanzó a generar preocupación en productores que habían instalado cultivos de verano y también en aquellos que tenían trigales que aún no habían completado el ciclo reproductivo. Sin embargo, los registros no llegaron a generar más que afectaciones leves en maíces y sojas que, seguramente, las podrán revertir sin mayores secuelas.

En la provincia
Traslasierra. Hubo lluvias y viento que, aunque en forma despareja, aportaron alrededor de entre 15 a 30 milímetros de agua, valores que fueron creciendo hacia la zona de sierra. Lentamente se va recomponiendo la humedad de suelo, con lo cual se puede enfatizar la campaña de grano grueso. Se incrementa también, en forma paulatina, la oferta de forraje proveniente de los campos naturales. Ya comenzó la cosecha de los primeros lotes de papa con buenos rendimientos y calidad.

Cruz del Eje. Las lluvias del sábado dejaron hasta 60 milímetros en la zona, aunque con irregular distribución geográfica. Se va consolidando, de esta manera, una estación primaveral atípica para la zona, tanto por la buena pluviometría como por el moderado marco térmico que viene predominando en la temporada. La actividad y producciones en secano van repuntando aceleradamente; hay incremento en el volumen de la oferta de forraje natural y también de masa que proviene de las megatérmicas.

Norte. Entre el viernes pasado y el sábado se registraron lluvias. Aunque desparejas y acompañadas por fuertes ráfagas de viento, en algunos sitios cayeron hasta 80 milímetros; en otros lugares, los registros fueron bastante más bajos a muy pobres. Dentro de esa variabilidad espacial y en términos muy generales, este aporte fue muy oportuno para el avance de la siembra de grano grueso, que ya se había retomado con las lluvias de la semana anterior. También se nota un paulatino repunte de los maíces y de algunas sojas ya instaladas. Los campos naturales se van repotenciando en forma paralela a la cantidad y frecuencia de lluvias que van recibiendo.

San Francisco. Esta semana no hubo lluvias, por lo que la situación comienza a complicarse, aunque todavía no es crítica. La siembra de soja está paralizado; sin embargo, la de primera ya estaría casi toda sembrada. Ahora, en la medida de que se vayan desocupando los lotes del trigo, se comenzará con la implantación de la de segunda. Los maíces rondan los 50 centímetros de altura con tres hojas, pero necesitan agua pronto, aunque por ahora no se encuentren en un período crítico. Las forrajeras muestran un repunte contenido por falta de agua, y ya se hicieron algunas pocas reservas. Se ha comenzado con la trilla del trigo, los primeros lotes se muestran muy desparejos en cuanto a rendimientos. Los primeros guarismos rondan entre 15 y 25 quintales, mejores a los que inicialmente se esperaban.

Zona centro. Las lluvias ocurridas entre viernes y sábado aportaron interesantes milimetrajes: entre 35 y 45 milímetros de agua. En los departamentos Santa María y Tercero Arriba también las lluvias fueron moderadas: entre 15 y 35 milímetros En cambio, al avanzar hacia el departamento San Martín, los registros de lluvias fueron decreciendo. En Villa María cayeron entre 15 y 20 milímetros, pero hacia el sur los aportes fueron en franca disminuc

Temas en esta nota

    Cargando...