Los frigoríficos dejaron de faenar por falta de hacienda

Por el paro rural, los frigoríficos tuvieron que frenar sus tareas. Eso implica dejar de mover $ 125 millones diarios. Muchos, precavidos, habían adelantado faena.

Por
02deSeptiembrede2009a las06:20

La industria frigorífica sigue en vilo las discusiones que se llevan a cabo en la mesa de enlace y que hoy definirán si el cese de comercialización de granos y carnes dispuesto por las entidades termina este viernes o se extiende hasta la semana próxima. Es que la mayoría de los frigoríficos del país paralizaron ayer sus actividades por falta de materia prima, como resultado del alto acatamiento a la medida por parte de los productores ganaderos. Así lo indicó a El Cronista el titular de la Federación de la Industria Frigorífica (Fiffra), Daniel Urcía, quien condicionó el reinicio de actividades a la normalización del abastecimiento, una vez que concluya la séptima medida de fuerza del campo contra el gobierno kirchnerista.

Según estimó el empresario, por cada día de paralización de la industria frigorífica dejan de moverse $ 125 millones. El número se desprende de una faena anual en torno a las 14 millones de cabezas, con un rendimiento de 220 kilos –el peso promedio anual de faena nacional por animal en gancho– y un valor de venta promedio en torno a $10 el kilogramo.

En lo que va del paro agropecuario, sólo entraron al Mercado de Liniers 33 cabezas, contra las casi 13.200 que ingresaron durante el lunes y el martes de la semana pasada. En las plazas del interior, el freno en el envío de hacienda a faena también se paralizó.

Una vez terminado el paro rural, con el retorno a la actividad, se espera que los niveles de faena compensen los días perdidos. Además, en la previa al lanzamiento de la medida de fuerza, muchos frigoríficos incrementaron sus compras y actividad, anticipando una fuerte adhesión al paro. Esta situación permitirá que no haya faltantes en los puntos de venta, según dijeron las fuentes consultadas, en línea con lo que prometieron también los dirigentes rurales.

Mujeres y niños, primero

En su informe mensual sobre la actividad frigorífica, la Cámara de la Industria de la Carne (Ciccra) destacó el aumento de la faena que se viene dando desde principios de 2008 y consideró que la tendencia “constituye una señal de extrema gravedad”, porque, según dijo, “la cadena de valor de la carne vacuna está operando a un ritmo insostenible hacia futuro”. Es que, según los registros de la entidad, la participación de las hembras en la faena total alcanzó en el período el 50%, desempeño que resultó levemente superior al registrado en el mismo lapso de 2008 (49,4%).

En términos históricos, dijo Ciccra, esta fase de liquidación es la más extensa de las últimas décadas, con al menos 34 meses ininterrumpidos con una participación de las hembras “muy superior al nivel crítico requerido para poder mantener constante el rodeo vacuno”.

En paralelo, la entidad explicó que la expansión de los feedlots, si bien permitió al país atravesar mejor la situación de sequía, concentró la faena en los animales livianos.

Estos datos dan cuenta de que, pese al parate momentáneo por la protesta del campo, el año terminará con una matanza récord, aunque desde Ciccra no se descarta una retracción para 2010.


Por Julieta Camandone.

Temas en esta nota

    Cargando...