La lechería irá a su ritmo en el Congreso

El martes, tal como estaba acordado, se reunieron productores tamberos, oficialistas y pertenecientes a la Mesa Nacional, e industriales, con el diputado Pedro Morini, habiendo estado ausentes con aviso el cordobés Alberto Cantero; y la mendocina Silvia Montero, que son quienes impulsan una legislación que ordene a este sector productivo.

08deOctubrede2009a las10:43

En definitiva el encuentro se cumplió y en buenos términos, revirtiendo la edición anterior. Fue Morini quien remarcó que al Congreso de la Nación le interesa sacar una Ley de Lechería que pueda beneficiar a todos, a través de un debate fructífero en comisión para que al momento de bajar al recinto sea sencilla su votación. Pero es relevante tener en cuenta que los legisladores no tienen apuro alguno en alistar un proyecto para que lo antes posible se tenga una norma, sino que entre kirchneristas, allegados y opositores, el criterio de la lógica se impone al tener en cuenta las múltiples ideas pendientes que todo el sector genera.

Con la idea fundamental de precisar y tender hacia una lechería regulada por las leyes del mercado, fue entonces que industriales repartidos entre el Centro de la Industria Láctea y la Asociación de Pequeñas y Medianas Empresas Lácteas participaron de la exposición de ideas. Desde la Mesa Nacional de Productores de Leche quizá surja algún tipo de acuerdo para promover una suerte de Instituto de la Leche, que es una teoría que desde hace algunos años circula como entidad que pueda proteger a los tamberos, sin embargo, debería elegir a sus autoridades de control repartidas entre tamberos, Gobierno e industrias, de manera democrática, con votación para que la representatividad sea absoluta y proteja principalmente a quien produce la materia prima, que históricamente es el más afectado por las contingencias del mercado y las transacciones comerciales. Pero también en la Mesa existe la confianza en el Decreto santafesino, que está por instrumentarse al haber ya acordado la cadena productiva aspectos esenciales como la leche de referencia, la publicación de precios de manera anticipada, entre otros fundamentos. Entonces se plantea un enriquecido intercambio, dentro de la entidad madre de los tamberos.

Por otra parte están los tamberos kirchneristas, esos que desde el año pasado encontraron un camino paralelo al del Gobierno, incluso en pleno inicio del conflicto con el campo. El titular de la Mesa de Productores de Leche de Santa Fe, Oscar Poi; y el seccionado secretario de la Cámara de Productores de Leche de Córdoba, Juan Melchor Trossero, son los que encabezan el grupo que completan una representación de La Pampa y la Cámara de Santiago del Estero que está en formación. Este segmento de productores presentó su propia iniciativa, por supuesto, ante la bancada oficialista. Básicamente pretenden establecer un marco de control de precios y de exportaciones, con el afán de llegar a sancionar esto antes de fin de año, pero el anuncio de Morini, que cuenta con la anuencia del titular de la Comisión de Agricultura, dejaría de lado esta expectativa.

Basados en el sistema de cupos de producción, algo similar a lo realizado en Canadá, e incluso Europa, toman la denominación de Instituto Nacional de Lechería (Inale), a través del cual se definirían cupos exportables, partiendo del abastecimiento del mercado interno. La iniciativa toma prestado del Plan Piloto un precio de referencia, con valores mínimos obligatorios que a partir de las cifras brindadas por el INTA en cuanto a costos de producción de la leche cruda, deban fijar el valor.

Si bien habían intentado retomar lo que en otro momento criticaron enérgicamente, como fue el precio de corte, que terminó siendo una retención exorbitante, a la hora de redactar la voluntad definitiva para el tratamiento en el Congreso no incluyeron lo que iba a ser una medida regresiva.

MEZCLADOS CON EL PODER

De esta manera, estos tambe

Temas en esta nota

    Cargando...