Buscan revolucionar la pampa húmeda usando pasturas subtropicales

Una exitosa experiencia se está desarrollando en un establecimiento rural de la localidad de Chovet, donde a través de la utilización de pasturas subtropicales se ha logrado una milagrosa recuperación en un bajo salino prácticamente en desuso.

26deOctubrede2009a las08:23

El ingeniero agrónomo Mario Monti, uno de los impulsores de la propuesta de capacitación y que llevó adelante las primeras experiencias con pasturas subtropicales en la región, indicó que “estamos convencidos de que los sistemas mixtos, donde podamos alternar agricultura con ganadería, son los que van a dar mayor sustentabilidad a la producción pampeana. En estos momentos estamos haciendo el camino inverso, se está profundizando el proceso de agriculturización. Más allá que se utilicen prácticas conservacionistas, entendemos que es insuficiente, porque hace falta la alternancia de ganadería y agricultura”.

Debido a la marginación que está sufriendo la ganadería, empujada por el proceso de sojización, ha sido relegada a los peores lotes de los campos, generalmente bajos salinos en los que no se puede llevar adelante ninguna práctica agraria.

Son esos lugares los que se están buscando recuperar mediante el uso de pasturas subtropicales: “En los bajos actuales, donde hay un gramón degradado, uno puede aspirar a tener una carga de media vaca por hectárea. Con este tipo de pasturas subtropicales hemos medido una producción de 7500 kilos de materia seca en promedio. Si nosotros logramos mantenernos en ese promedio de 7500 a 8 mil kilos de materia seca podríamos tener a 1,8 a 2 vacas por hectárea, que para este tipo de suelos es una carga muy interesante, lo cual nos permitiría manejar muy bien los recursos forrajeros y las cargas dentro del lote”.

En el mismo sentido, el veterinario Guillermo José Delgado, de la Facultad de Veterinaria de Casilda y también impulsor de esta nueva cultura ganadera, indicó que “las experiencias con pasturas subtropicales en el sur de Santa Fe, y más precisamente en Chovet empezaron un año atrás, a través de los grupos de Carnes Santafesinas”.

La novedad de este nuevo sistema se dio a conocer en el 1er. Congreso Nacional de Pasturas Subtropicales para zonas templadas organizado por la Asociación de Productores de Carnes Santafesinas (Aprocarsa) y el Ministerio de la Producción de Santa Fe, que se desarrolló la semana pasada en el Salón Auditorio del Hotel Casino Melincué.

Bueno desde el comienzo

La experiencia inicial fue en quince hectáreas donde se sembró Grama Rohdes y Panicum Coloratum, y la sorpresa fue que “la producción de pasto en muy poco tiempo se comenzó a notar. Hay que tener en cuenta que la siembra se hizo en un campo de muy mala calidad, un típico bajo salino, donde la única forrajera existente era Pelo de Chancho, porque ni gramón había. Con esta experiencia pasamos de tener un lugar que producía 1000 kilos de materia seca por año, a producir en el primer período de implantación un promedio de 8 mil kilos por hectárea”.

Más adelante, Delgado precisó que “la siembra se hizo el 6 de noviembre y la primera producción fue muy buena. De todas formas, nuestra duda principal era que pasaba en invierno, porque estas pasturas son tropicales, y no son tan resistentes a los fríos y las heladas. Por suerte hemos visto que en este primer invierno, que tuvo muchísimas heladas, algunas tardías, las pasturas resistieron y también semilló y ahora está rebrotando. Pudimos ver que superaron bien el invierno y ahora están comenzando su etapa de rebrote, porque estas son pasturas que tienen su pico de producción en noviembre, diciembre, enero y febrero”.

Si bien la prueba inicial se realizó en un solo campo, el profesional adelantó que a partir de los exitosos resultados obtenidos es posible que se comience a aplicar en otros establecimientos rurales.

Al respecto opinó que “si

Temas en esta nota

    Cargando...