¿Qué estrategias usan las pymes lácteas santafesinas para sobrevivir?

Ayer se realizó en Rafaela, en el predio de la Sociedad Rural, la Jornada Leche Santa Fe, un espacio para la capacitación intensiva del sector lácteo, organizada por el portal cordobés TodoAgro.

05deNoviembrede2009a las07:51

En ese marco punto biz, dialogó con Javier Ceaglio un productor de Colonia Belgrano que además pilotea Rocío del Campo, una de las 11 Pymes lácteas que conforman la Asociación de Pequeñas y Medianas Empresas Lácteas de Santa Fe. El empresario explicó el panorama que viven las usinas más pequeñas, frente a la escalada de los precios internacionales de la leche y la resistencia del mercado doméstico a pagar más por los productos elaborados.

"Se ha incrementado el valor de la leche en tranquera de tambo a raíz del precio internacional. Las empresas que son netamente exportadoras han empezado ha captar más leche porque hasta hace dos meses atrás la leche en polvo estaba en 1700/1800 dólares y ahora está en el rango de los 2600 a 2700 dólares. Entonces la leche que estaba a $0,70/0,72 ahora se paga arriba de $0,80 el litro, $0,85 y va subiendo. Lo que estamos viendo es que se hace cada vez más complicado trasladar esos precios al mercado interno", señaló.

Así, la estrategia de las pymes es presionar para que los valores mayoristas -ahora congelados- se empiecen a mover hacia arriba. "Sin desmedro de la calidad del producto, estamos trabajando para trasladar los costos al producto final pero se nos está haciendo cada vez más difícil", admitió Ceaglio.

En ese contexto no quedan muchas alternativas. "Las posibilidad de exportar es un proyecto a largo plazo. Por el momento, estamos trabajando para subir los precios en el mercado interno pero no sabemos hasta cuánto va a absorber el mercado interno el aumento de precios y hasta cuándo va a llegar la levantada de precios internacionales", deslindó.


Otras estrategias

En esta situación, muchas Pymes lácteas santafesinas están vendiendo los excedentes a las grandes industrias para evitar el sobrestock. "Hay muchas empresas que están derivando leche a otras firmas que exportan para no malvender en el mercado interno. Tratan de sostener el precio del producto, ven que colocan menos y en vez de vender más barato, están optando por traspasar leche a las exportadoras. Otros hacen leche en polvo a través de contratos a fason”, contó el empresario.

Sin embargo, Ceaglio admitió que esa estrategia es sólo un aliciente para sortear la coyuntura. "Ese no es el negocio de la fábrica. Es un parche para pasar la situación, ya que existe una estructura armada, de transporte de leche, comercialización, etc.. Lo que tiene que hacer la industria, como por ejemplo en mi caso, es vender queso y no vender leche", señaló.


La solución en el mercado externo.

La Asociación de pymes lácteas santafesinas está integrada por 11 usinas que procesan entre 5000 y 70.000 litros de leche por día Entre ellas se encuentran, Canut Hnos. de Roldan, Cassini y Cessarato de San Carlos, Lácteos Pinasco de San Genaro; Rosquinense de Cañada Rosquín; Ricolact de San Martín de las Escobas, Rocio del Campo de Colonia Belgrano, Lácteos Don Ángel de Santa Clara de la Buena Vista; Lácteos El Nato de Llambi Campbell, entre otras.

“Los problemas son los mismos para todos sólo que a mayor o menor escala”, señaló Ceaglio quién está convencido que abrirse al mercado externo es la solución ante contextos como éste. “Estamos trabajando en un plan a 12 meses para mejorar los procesos de producción y cumplir con ciertas normas de producción limpia y buenas prácticas de manufactura a través de un convenio con el Gobierno provincial y el INTI. La idea es que en 12 meses el INTI controle las normas de cada fábrica ante una eventual exportación”, contó el empresario.

Una vez cumplido ese proceso, las Pymes buscarán abrirse nuevos destinos fuera d

Temas en esta nota

    Cargando...