El campo también reclama por guardia rural y eficiencia judicial

Se pierde ganado y capital genético con el abigeato; y faltan jueces ante los delitos contra personas y bienes en zonas rurales. Carsfe advierte que la situación debilita valores fundamentales para la provincia.

16deNoviembrede2009a las07:33

La Confederación de Asociaciones Rurales de Santa Fe (Carsfe) sumó su reclamo al gobierno provincial por el robo de ganado y otros casos de inseguridad en áreas rurales, y reclamó que “se refuerce y apoye la estructura específica de la Guardia Rural, Los Pumas”.

“Los ladrones de ganado se amparan en la soledad de la zona rural, cuyas extremas condiciones la hacen prácticamente despoblada, y aprovechan la posibilidad de acceder sin controles a las provincias vecinas de Chaco, Santiago del Estero o Córdoba, según los casos”, dice la entidad.

El robo de ganado se ha incrementado en las últimas semanas y los productores acusan el impacto en sus bolsillos, que agrava los efectos de la sequía y repercute los efectos en la economía regional.

“La provincia cuenta con un servicio de policía específico para la problemática, Los Pumas, que conoce en detalle el terreno, los campos e incluso los circuitos utilizados y las personas que delinquen, pero requiere como contrapartida de la estructura necesaria para cubrir cientos de kilómetros con características diferentes y hostiles entornos”, dice Carsfe, la entidad que preside Rubén Ferrero.

Faltan jueces

“Por otra parte, manifestamos también nuestra preocupación por la instalación de el territorio provincial de nuevos delitos contra las propiedades y las personas, especialmente en zonas fronterizas con la cercana provincia de Córdoba, con hechos conmocionantes como los dos asesinatos a productores en Chañar Ladeado, que movilizaron a la comunidad y a la opinión pública”.

Al extender su preocupación, la entidad ruralista apunta que “para contrarrestar este flagelo es necesario que funcione a pleno y con agilidad el Poder Judicial, nombrando los jueces de los juzgados vacantes, de modo de poder intervenir con rapidez y eficiencia, para no abonar la idea de impunidad que puede generar nuevos casos, que son una verdadera afrenta para el hombre de campo y la sociedad toda”.

Carsfe solicita “que se optimicen las tareas de coordinación entre las fuerzas policiales de ambas jurisdicciones para proteger bienes y personas”.

Tanto en los casos de abigeato y el refuerzo de la estructura de Los Pumas, como en el reclamo de mayor celeridad policial y judicial en zonas fronterizas, Carsfe sostiene que “es imperioso proteger no sólo los bienes y las personas, sino la idea misma de que para la provincia es sumamente importante y trascendente defender las nociones de trabajo y de producción, contra aquellos que quieren destruirla”.

También apuntan al Senasa
Ruralistas de San Cristóbal, Reconquista y Vera reclamaron esta semana, a instancias de sus sociedades rurales, más fondos para la Dirección General de Seguridad Rural de la provincia. Pero también apuntaron al Senasa por falta de controles más efectivos para evitar el transporte, faena y comercialización de ganado robado.

Los productores señalan que si se corta el circuito del comercio ilegal, se combate efectivamente el robo. Por eso se enojaron ante la ausencia de representantes del Senasa en la reunión realizada en Vera a principios de este mes, crítica que se extendió para el secretario de Seguridad de la provincia, Carlos Iparraguirre.

El mes pasado en La Gallareta, la Guardia Rural frustró un robo de 3 camiones jaula. Los ganaderos norteños reconocieron el esfuerzo policial pero advirtieron que “hubo que empujar los móviles” para que arranquen hacia el operativo.

“Tenemos 14.000 pesos de presupuesto para 107 móviles que están repartidos en las 30 secciones diseminadas en toda la provincia”, se excusó durante el encuentro el jefe de

Temas en esta nota