Redrado pide que el país vuelva al mercado para crecer más en 2010

Fue en el marco del Programa Monetario, donde también alertó por el aumento de la inflación. El BCRA pronostica que el crédito crecerá casi 25% el año próximo y que la emisión de pesos será menor el aumento de precios que calcula el mercado. Como se preveía, también reafirmó su caballito de batalla, o sea la “flotación administrada“.

Por
31deDiciembrede2009a las07:52

Se conoció el Programa Monetario 2010 del Banco Central y si bien no hubo sorpresas en cuanto a los trascendidos de las últimas semanas, el comunicado dejó algunas consideraciones interesantes. La entidad comandada por Martín Redrado (que en septiembre del año próximo termina su mandato de seis años), deslizó la importancia de que el país retorne al mercado voluntario de deuda. El “pedido” del BCRA no es inocente. El mismo Redrado, en una conferencia de Techint poco después de conocerse la creación del Fondo del Bicentenario (con u$s 6.500 millones de las reservas), había hecho el mismo reclamo. Esta vez, por escrito, el texto del programa monetario no deja dudas. Después de señalar que según las estimaciones del banco, el PBI de Argentina crecerá 2,5% en 2010 (en línea con el Presupuesto), dice: “Esta hipótesis no considera aún el posible acceso a mercados voluntarios de capitales a tasas y plazos razonables. Es crucial el retorno a estos mercados, sin ningún tipo de atajo. Esto tendrá un impacto positivo sobre la inversión porque permitirá el acceso del sector privado al crédito de largo plazo. Por lo tanto, puede preverse un sesgo alcista en el incremento del Producto para 2010”. Así, Redrado vuelve a poner sobre la mesa el tema cuando el Gobierno tiene –post manotazo a las reservas del BCRA– menos necesidades de colocar deuda.

También el Central hace hincapié en la inflación. Dice que son necesarias acciones y señales creíbles de que hay voluntad de atender el fenómeno inflacionario. “Si bien ha experimentado cierta tendencia a su desaceleración, la existencia de registros inflacionarios es un rasgo que no puede subestimarse”, alerta el BCRA. Por alrededor de medio siglo la economía argentina ha experimentado procesos recurrentes de alzas en los niveles de precios. “Niveles de moderados a altos de inflación no sólo afectan negativamente la inversión y la tasa de crecimiento de los países al aumentar la incertidumbre y reducir el horizonte de planeamiento de inversión y el crédito, sino que también deterioran la distribución del ingreso y contribuyen al aumento de la pobreza”, consigna.

Con respecto al crédito, la visión de la autoridad monetaria es positiva. Dice que “la ampliación de la capacidad prestable derivada del comportamiento esperado de los depósitos, de la evolución de los préstamos del sector público en cartera de los bancos y de las otras fuentes de fondeo. Esto es consistente con un crecimiento del crédito al sector privado de 24,7%”, afirma.

No hay demasiadas sorpresas en cuanto a cómo será la política de tipo de cambio. El texto del programa enfatiza que “se prevé continuar con las políticas anticíclicas, junto con el régimen cambiario de flotación administrada, que ha demostrado ser el más adecuado para la economía argentina, manteniendo, a su vez, las regulaciones e incentivos que garanticen un sistema sólido con descalces acotados”. “La flotación administrada continuará siendo uno de los pilares de la política monetaria, tendiente a disminuir la volatilidad excesiva del tipo de cambio”, concluye el Banco Central.

Temas en esta nota