Dispersión en los valores de la carne

Una enorme dispersión en los valores minoristas de la carne se registra actualmente, ya que a pesar de que la mayor parte de las carnicerías recibe la media res a valores que están entre 16 y 20 pesos el kilo en gancho, luego se ven precios al mostrador que para un mismo corte y de una calidad parecida, pueden tener diferencias de entre 40 y 80 por ciento.

Por
24deAgostode2011a las07:18

"Hay muchos cortes que valen entre 40 y 50 pesos el kilo, y esto parece un techo, a pesar de que todos los bienes y servicios suben todos los días", sostuvo el especialista en mercado de carnes Ignacio Iriarte.

Opinó que el pollo es por primera vez en la historia una  opción económica. "Hay mucho pollo entero, con agua y menudos, entre 9 y 10 pesos por kilo, que hoy resulta una opción favorable", manifestó.

Por otra parte, se refirió a un reciente informe del Rabobank en el que se muestra "el alto grado de concentración de la industria frigorífica en los principales países ganaderos". Las tres empresas frigoríficas más grandes concentran el 66 por ciento de la faena en Estados Unidos; el 54 por ciento en Australia; 38 en Brasil; 30 en Uruguay y sólo 11 por ciento en la Argentina.

"En nuestro país, como consecuencia de la crisis ganadera y de la limitación a las exportaciones, estaría operando un efecto contrario, es decir, se estaría diluyendo la baja concentración que había hasta 2009", añadió. Explicó que "desde entonces tres de los cuatro grandes grupos brasileños y americanos han reducido mucho sus faenas o directamente han cerrado plantas por falta de ganado".

"Mientras tanto, hay empresarios nacionales que están dispuestos a hacerse cargo de las empresas, porque piensan que se trata de activos muy valiosos, que el negocio de exportación de carnes es cíclico, y que en algún momento esta situación adversa se dará vuelta y volverá a ser rentable exportar", precisó. En cambio "los que salen del negocio creen que esta difícil situación va para largo, porque el actual Gobierno será reelecto, la política ganadera no va a cambiar y porque creen que el faltante de novillos y vacas condicionará el negocio por muchos años más", expresó.

Temas en esta nota