La soja se negoció con importantes mejoras en la Bolsa de Chicago

El contrato septiembre sumó US$ 15,89 y terminó la jornada con un valor de 501,65 dólares por tonelada; en la zona de Rosario las fábricas habrían pagado entre 1810 y 1820 pesos.

Por |
La soja se negoció con importantes mejoras en la Bolsa de Chicago
24deAgostode2013a las04:57

Los precios de la soja registraron ayer un fuerte aumento en la Bolsa de Chicago, donde los fondos de inversión fueron firmes compradores, a partir de la previsión de tiempo seco para los próximos días en las zonas agrícolas de los Estados Unidos y de un informe privado que ubicó la cosecha estadounidense muy por debajo de las previsiones iniciales del mercado.

Al cierre de los negocios, las pizarras de la plaza estadounidense mostraron alzas de US$ 15,89 y de 15,16 sobre los contratos septiembre y noviembre de la soja, cuyos ajustes resultaron de 501,65 y de 487,96 dólares por tonelada. En el balance de la semana, estas posiciones ganaron un 6,39 y un 5,50% respecto de los valores vigentes el viernes anterior, de 471,52 y de 462,70 dólares.

Luego de recorrer las principales zonas agrícolas de EE.UU., el ProFarmer estimó ayer la cosecha estadounidense de soja 2013/2014 en 85,73 millones de toneladas, por debajo de los 88,60 millones proyectados por el USDA en su último informe mensual, en el que redujo su cálculo desde los 93,08 millones iniciales.

El volumen fijado por el ProFarmer, una entidad integrada básicamente por técnicos y productores agropecuarios afectos a las noticias alcistas, quedó apenas 3,67 millones de toneladas por encima de los 82,06 millones cosechados en los Estados Unidos durante 2012, cuando el país padeció "la peor sequía de los últimos 50 años", según la calificación dada al fenómeno climático.

Durante la jornada, los fondos de inversión especuladores compraron unos 15.000 contratos de soja, equivalentes a poco más de 2 millones de toneladas de la oleaginosa. A lo largo de la semana, estos jugadores que hacen su negocio en momentos de alta volatilidad, fueron compradores el lunes, el miércoles y el viernes, y vendedores el martes y el jueves.

La apertura de los negocios, pasado mañana, dependerá de lo que ocurra durante el fin de semana en el Medio Oeste estadounidense en materia de clima. Si no se registran lluvias y las temperaturas se ubican por encima de las marcas normales, los precios se mantendrán firmes.

En el mercado local, la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) señaló que si bien no se escucharon ofertas abiertas por soja disponible, "las fábricas de la región se encontraban en condiciones de pagar entre 1810 y 1820 pesos por tonelada". Fuentes del sector comercial, sin embargo, destacaron que por operaciones con pagos diferidos se habrían llegado a acordar hasta $ 1850 por tonelada.

A partir de la fuerte suba de las cotizaciones en el nivel local, buena parte de las operaciones se canalizaron en forma privada, por fuera de la BCR, una práctica que le quita transparencia al mercado y que favorece a los grandes tenedores de mercadería, que son quienes logran acceder a los mejores precios ofrecidos por los compradores.

En el Mercado a Término de Buenos Aires (Matba), las posiciones septiembre y noviembre de la soja subieron US$ 5,80 y 6,70, mientras que sus ajustes fueron de 327,30 y de 327,20 dólares por tonelada. El contrato mayo sumó US$ 3,50 y terminó la rueda con un precio de 289,50 dólares.

Acerca del maíz, las pizarras de Chicago mostraron alzas de 3,15 y de 2,17 sobre los contratos septiembre y diciembre, cuyos ajustes fueron de 195,07 y de 185,03 dólares por tonelada. El ProFarmer estimó la cosecha estadounidense del cereal en 341,90 millones de toneladas, por debajo de los 349,60 millones calculados por el USDA en su informe de agosto.

En el mercado doméstico, los exportadores ofrecieron US$ 155 por cereal con entrega entre abril y mayo en San Martín y en Arroyo Seco, US$ 5 menos que anteayer.

PREVÉN EN BAJA LA SIEMBRA DE MAÍZ

"La falta de lluvia; los altos costos y los bajos precios a futuro siguen tirando abajo la intención de siembra de maíz. Al inicio de 2013 se preveía que éste sería el año del maíz; ahora, por el contrario, se piensa en un año donde el cereal se sembrará sólo para cumplir con la rotación", dijo ayer la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

Entre los puntos que más pesan a la hora de decidir los planes de siembra se destacan el costo de producción del maíz -duplica al de soja- y la alta inmovilización de dinero. "En algunas localidades, la baja en la intención de siembra es del 30% respecto de 2012", advirtió la BCR.

Temas en esta nota