La gran familia CLAAS festejó sus cien años

La empresa alemana líder global en maquinaria agrícola celebró su centenario en simultáneo con toda su gente distribuida por todo el planeta. La familia CLAAS renovó su compromiso con el progreso de la agricultura mundial.

Por
La gran familia CLAAS festejó sus cien años
11deSeptiembrede2013a las13:20

El 7 de septiembre fue la fecha elegida por CLAAS para festejar su centenario. Y lo hizo, en simultáneo, en los 137 lugares del mundo en el que está presente con sus sucursales. Miles de integrantes de la gran familia CLAAS brindaron juntos desde cada hemisferio del planeta. El depósito de Oncativo, en la provincia de Córdoba, fue el lugar elegido por los argentinos.

La empresa, ligada a la innovación agrícola desde sus inicios, fue creada en Harsewinkel, Westfalia, Alemania, por August Claas en 1913, que junto a sus hermanos Franz y Theo marcaron los inicios al patentar un atador de paja que marcaría la diferencia por esos días.

La primera cosechadora en serie fue fabricada en 1936. Desde entonces, esta maquinaria se ha ligado inseparablemente al nombre CLAAS, convirtiéndola en una compañía multinacional de gran envergadura, líder del mercado europeo en cosechadoras, líder mundial en picadoras de forraje autopropulsadas y con un fuerte desempeño en tractores, empacadoras y maquinaria para la confección de forrajes.

Hoy, CLAAS emplea alrededor de 9.000 trabajadores en todo el mundo y registró una cifra de negocios de 4.700 millones de dólares en el ejercicio de 2012. Como desde sus inicios hace un siglo atrás, CLAAS es una empresa con participación de la familia fundadora, con Helmut Claas como presidente del comité de accionistas, su hija Cathrina Claas-Mühlhäuser como presidente del Consejo de Administración y la representación de las otras dos familias de propietarios, Reinhold Claas y Günther Claas.

CLAAS internacional

Hoy en día, las máquinas CLAAS se pueden encontrar en los campos de todo el mundo. En los últimos 100 años, la pequeña empresa comercial que se creó en Harsewinkel se convirtió en una multinacional con presencia en todos los mercados del mundo y sus propias plantas de producción y ventas en muchos países. La relación de trabajo entre la familia fundadora y sus socios, que se basa en la confianza, sigue siendo una piedra angular de la cultura corporativa.

De cara al futuro, la compañía se afianza en su fuerte compromiso con la tecnología y las generaciones venideras. En el último ejercicio invirtió un total de 177 millones de euros en investigación y desarrollo. Además de innovar permanentemente en materia de ingeniería y agricultura inteligente, la empresa también apuesta a la formación de nuevos jóvenes científicos. La Beca de Helmut Claas ofrece apoyo a estudiantes en el campo de la ingeniería y la gestión empresarial.

CLAAS Argentina

Para la firma, la Argentina es una de las regiones estratégicas. La subsidiaria local existe desde hace 13 años -aunque ya en 1993, Reynaldo Postacchini, actual vicepresidente de CLAAS Argentina, había importado una CLAAS modelo Mega 208-, y forma parte del listado de 27 sucursales que la compañía alemana posee alrededor del mundo, y con las que llega -junto a sus distribuidores- a 137 países.

Desde nuestro país, la compañía atiende a todo el mercado Latinoamericano y fabrica y exporta los cabezales girasoleros para todas las cosechadoras de la marca en el mundo. También desde la Argentina se le presentan a la región las novedades tecnológicas de la compañía al mismo tiempo, o incluso antes, que en el resto del mundo. Ejemplo del compromiso de CLAAS con la Argentina es la concreción de una inversión de 60 millones de dólares para la ampliación de dos de sus plantas ubicadas en el país, la de Florentino Ameghino, provincia de Buenos Aires, en donde fueron añadidos 3.500 m2 y la de Oncativo, Córdoba, con 12.000 m2 de ampliación.

En nuestro país, hoy, CLAAS Argentina cuenta con 11 depósitos ubicados estratégicamente en las principales regiones productivas del país. A estos se suman otros 27 agentes de venta y un total de 240 empleados.

El depósito ubicado en el centro del país, en la localidad cordobesa de Oncativo, es un punto clave para la empresa. Aquí llegan las máquinas provenientes de Alemania, se las adapta al mercado y se incorporan componentes locales. Desde aquí también, se distribuyen luego por todo el territorio argentino y son enviadas a los vecinos países de Uruguay, Paraguay y Bolivia.

Con 1600 cosechadoras en el mercado y 830 picadoras de forraje, CLAAS es hoy sinónimo de tecnología de vanguardia para el productor argentino, uno de los más tecnificados e innovadores del mundo.

Desde sus inicios, la marca hace foco en la estrecha relación con sus clientes y un servicio postventa que la diferencia de sus competidoras. En estas tierras, CLAAS es una combinación perfecta entre la seriedad y disciplina alemanas con la pasión y la creatividad de los argentinos.

Acerca de CLAAS

CLAAS (www.claas.com) es una empresa familiar fundada en 1913 y una de las principales fabricantes de equipos de ingeniería agrícola del mundo. La empresa, con sede central en Harsewinkel, Westfalia, Alemania, es líder del mercado europeo en cosechadoras, líder mundial en picadoras de forraje autopropulsadas y cuenta con un fuerte desempeño en tractores, empacadoras y maquinaria para la confección de forrajes. La cartera de productos también incluye tecnología para la agricultura de precisión. CLAAS emplea alrededor de 9.000 trabajadores en todo el mundo y registró una cifra de negocios de 4.700 millones de dólares en el ejercicio de 2012.