Los costos destruyen la rentabilidad del ganadero

Rafael Mortarotti trazó un duro panorama sectorial. Faltan vientres y terneros

Por
Los costos destruyen la rentabilidad del ganadero
13deSeptiembrede2013a las06:33

En la actividad ganadera la situación es muy parecida a los problemas de los granos, ya que "la rentabilidad sigue bajando por los costos" y "el precio del novillo también bajó un poco", por lo que "la crisis está cada vez peor". A esto se suma la tormenta perfecta de extrema seca que nos golpea desde hace más de dos años, que hizo que el ganadero salga a 'malvender' sus animales y/o pasarlos a faena, ya que otros productores que puedan llegar a comprarlos no lo hagan por no tener recursos para "terminar los animales", dijo Rafael Mortarotti, referente ganadero de la Sociedad Rural de Tucumán (SRT). 

Según se trate de mediana o gran empresa ganadera, "hoy la rentabilidad puede llegar a ser nula", ya que "los costos siguen subiendo, no hay pasturas por la sequía, el maíz tiene un alto precio y poco se consigue, por lo que los fed lot también sienten el cimbronazo", describió preocupado. 

En los años buenos de la ganadería también se vio un crecimiento, cuando los ganaderos, al igual que los productores de granos, ganaron dinero e invirtieron en diferentes sectores de su campo, sistematizando, alambrando, haciendo riego, construyendo aguadas, y demás mejoras que sirvieran para eficientizar la producción. Y "hoy, nada de eso se puede hacer y tampoco mantener", señaló. 

Cada vez "hay menos vientres por venderse como madres"; también hay menos terneros porque no hay madres, que se suman a los problemas de falta de alimento, que afectan los porcentajes de preñez y otros factores productivos y alimenticios por los años secos. 

Si tuviéramos una industria frigorífica fuerte, terneros por todos lados -con promoción apoyada por el Estado- y maíces con precios diferenciales, sólo por el flete, seguramente "podríamos estar en mejores condiciones productivas, pero siempre y cuando los costos no sean los actuales, generados en gran parte por la inflación actual". 

Descapitalización 

Pero lo real es que "los productores argentinos no pudieron capitalizarse y actualmente venden o tratan de vender lo que ganaron, para seguir produciendo" y, en algunos casos, "para sobrevivir y mantenerse a flote", hasta que las cosas mejoren y puedan seguir adelante. Hoy en el campo se ve que en lugar de estar en un espiral expansivo y que se vea el crecimiento de una actividad, es todo lo contrario. "El espiral es decreciente, la actividad se frena o se achica y, por ende, todo se agrava". Ni hablar de los mercados perdidos y que lo ocuparon otros países y el tiempo que puede llevarnos a recuperarlos si el timón no cambia de rumbo, por lo que las perspectivas realmente son malas si las cosas no cambian.

Temas en esta nota