Fuerte aumento en la producción mundial de girasol

En Argentina, la sequía demora las implantaciones en el NEA y deteriora el estado de los cultivos, mientras se aproxima el fin de la ventana óptima de siembra en la región.

Por
Fuerte aumento en la producción mundial de girasol
14deSeptiembrede2013a las09:13

En Argentina, la sequía continúa afectando a los cultivos de girasol ya implantados en el NEA, e impide la continuidad de la siembra. Del total de la superficie nacional proyectada por la Bolsa de Cereales, de 1,9 millones de hectáreas, se ha sembrado el 12,1%, es decir, unas 230.000 hectáreas. El atraso interanual asciende al 14,6%. En cuatro departamentos del centro-norte santafesino, se ha declarado la emergencia agropecuaria.

Hay pronósticos de lluvias para los próximos días. Pero, según la Bolsa, la ventana óptima de siembra se encuentra a punto de finalizar en la Región NEA, incluido Sachayoj, en Santiago del Estero, en la que los lotes implantados están en muy mal estado.

Hacia el centro-norte de Santa Fe se registran malos nacimientos y fallas en el stand de plantas en los últimos lotes sembrados.

Es necesario recordar que, para todo el resto de las regiones girasoleras, la ventana de siembra puede extenderse hasta el próximo 15 de octubre. No obstante ello, el área nacional podría sufrir recortes, dada la demora registrada en el NEA.

El Informe del USDA de septiembre

Comparando los datos del informe del USDA de septiembre con los del mes anterior, se destaca la impactante suba en la producción de girasol en Ucrania (de 10,4 a 11,5 millones de toneladas), que acompaña a la de la Unión Europea (de 8 a 8,35 millones de toneladas). Así, la producción mundial, considerando que no hay modificaciones para la Federación Rusa, llegaría a los 41,76 millones de toneladas; es decir unas 5,4 millones de toneladas adicionales, equivalentes a un 14,9% de incremento.

La producción total de las siete principales oleaginosas crece 0,4% –aproximadamente unas 2 millones de toneladas–, donde se destaca el aumento mensual del girasol, con un 3,5% (que equivale a 1,42 millones de toneladas). Es importante puntualizar que el 70% del aumento mensual pronosticado por el USDA responde al impactante crecimiento del girasol en Rusia y la Unión Europea.

La variación intermensual del crushing total es del 0,3%, en tanto la de nuestro cultivo es del 2,3%. Por consiguiente, el ajuste en los stocks finales de semilla de girasol es de 530.000 toneladas, es decir un 31,1% de alza.

Considerando los nueve principales aceites vegetales, la variación mensual también se debe a la mayor producción del nuestro que, a nivel mundial, alcanzaría la cifra de 15,4 millones de toneladas, similar al récord de la campaña 2011/12. La suba en la producción de aceite de girasol representa el 92% del incremento del conjunto de los nueve. Afortunadamente, existe un aumento del 1,9% en el consumo, y por tanto, la acumulación de stocks de nuestro aceite es bastante menor a la de grano: apenas un 6,5%.

Haciendo una comparación del informe del USDA con el del año anterior, podemos concluir que la producción mundial de los nueve principales aceites crecerá un 4,3% mientras que el consumo lo hará al 3,7%. Con una suba del 4% en las exportaciones, esto redundará en un incremento del 10% en los stocks finales. Así, la relación stock/consumo pasará de 18,9 a 20,6%.

Para el caso de nuestro aceite, las subas son: 10,2 y 4,6% en producción y consumo; 17,2% en exportaciones; y 13,9% en stocks finales. Se evidencia el efecto de la baja del precio en el abastecimiento creciente de la demanda; principalmente debido a que –como se verá– nuestro aceite, de mostrar primas positivas, con respecto a la competencia hasta el mes de julio de 2013, ha pasado a sufrir importantes descuentos, por la sobreoferta del Mar Negro.

El USDA pronostica una producción argentina de girasol de 3,4 millones de toneladas y crecimientos del 11,8; 19,3 y 27,8% para las de Rusia, Unión Europea y Ucrania, respectivamente. Nuestros tres competidores del Hemisferio Norte ofrecerán, en conjunto, un 20% más, es decir casi 4,8 millones de toneladas, que representan el 88% del aumento en la producción mundial.

Como se acumulan stocks de materia prima, la suba en las producciones de aceite de girasol son –por suerte para nosotros– menores: apenas un 10,3% en el total mundial y 4,7; 6,8 y 21% en las ofertas de Rusia, Unión Europea y Ucrania, respectivamente.

La Unión Europea, con su demanda de importaciones, contribuirá con una mayor absorción –del 11,8%– que se refleja en importaciones totales mundiales del aceite superiores en un 11,4% a las del año anterior.

Finalmente, La Argentina pasaría a exportar 840.000 toneladas, con un 27,3% de aumento interanual. De representar el 11,3% del comercio, subirá al 12,3%.

Precios y mercados

El panorama  de precios para nuestro aceite no resulta alentador, dado el ajuste hacia arriba en las producciones de Ucrania y la Unión Europea.

Si la comparación de los valores de los aceites, en Rotterdam, al promedio mensual de agosto, se efectúa con el pasado mes de julio, las bajas son del 1,0; 1,5 y 18,6%, para los de palma, canola y girasol, respectivamente; mientras que el de soja registra una leve suba del 0,2%.

La compulsa interanual (tomando como referencia el mes de agosto) arroja caídas para todos los aceites, tal como se expuso en informes anteriores. Así, las bajas son del 19,1; 20,4; 21,1 y 26,2% (medias mensuales) para los aceites de canola, soja, palma y girasol, respectivamente.

Al cierre del 12 de septiembre, nuestro aceite cotiza 965 dólares por tonelada para octubre en Rotterdam, y 20 dólares menos para abril-junio de 2014. Para el primer mes, registra descuentos del 5,6 y del 1,4% con respecto a los de soja y canola, aunque conserva una prima del 27,8% sobre el de palma. Se recuerda que esta prima es la mitad de la observada hasta julio. La situación no mejora para los contratos de febrero-abril de 2014, ya que los descuentos son mayores: 6,4 y 4,8%, en relación a los aceites de soja y canola.

El MINAGRI publicó valores FOB de 980 y 880 dólares por tonelada para los aceites de girasol y soja, respectivamente, con bajas interanuales del 21% para el del girasol y del 27,5% para el de soja. La brusca caída del valor FOB para el aceite de soja se debe a que el negocio del biodiésel se ha visto perjudicado por la política oficial, por lo cual hay una mayor oferta de dicho aceite, sin la segunda transformación industrial.

El mercado disponible se encuentra en calma: se ofrecen 1.460 y 1.395 dólares por tonelada para Rosario y Necochea, respectivamente. Fábricas de Junín proponen 300 dólares por tonelada.

No hay registros fiables de valores forward. Parte del mercado está mirando los valores de la soja: 348,5 y 298,9 dólares por tonelada, para las posiciones Disponible y Mayo de 2014, respectivamente, en el Mercado a Término de Buenos Aires. 

Temas en esta nota