El fin de semana habría nuevas lluvias

Los pronósticos marcan la posibilidad de que se desarrollen precipitaciones a partir del sábado. Las mismas ayudarían a reponer las reservas de agua útil que se encuentran en niveles bajos, pero no alcanzarían para normalizar la situación. En EEUU, se esperan lluvias de bajos volúmenes mientras avanza la cosecha gruesa.

Por |
El fin de semana habría nuevas lluvias
25deSeptiembrede2013a las13:34

En las zonas productoras de los EEUU en los últimos días se han acumulado lluvias de bajos valores en el cinturón productor. Durante las últimas 24 horas no se observaron precipitaciones. Esta situación trajo algo de alivio a los productores de soja quese sembró más tarde y transita todavía cuadros de desarrollo importantes.

Para los próximos días, los pronósticos prevén el desarrollo de lluvias de volúmenes escasos que no superarían los 25 mm en el mejor de los casos. Esta situación permitirá avanzar con las labores de cosecha  gruesa, que ya ha comenzado, y generaría alivio a los lotes de siembra tardía donde requieren mejoras en la humedad.

En el Area Agrícola Argentina las lluvias registradas fueron en valores bajos para el centro y oeste, y de valores importantes en el este. El volumen acumulado está muy por debajo de lo necesario para que las condiciones sean las adecuadas.

En el este de Buenos Aires y Entre Rios se necesitan hasta 20 mm. Allí la condiciones son favorables para los cultivos. En el oeste de Buenos Aires, y en las provincias de Córdoba, La Pampa, Santa Fe y Santiago del Estero las necesidades hídricas superan los 100 mm. Los cuadros de trigo transitan etapas muy complicadas y se retrasa la siembra de maíz que avanza a ritmo lento.

En las próximos jornadas se espera un incremento de la nubosidad. Para las últimas horas del viernes se esperan condiciones inestables, las cuales podrían generar lluvias a partir del día sábado. La mayor parte del área agrícola nacional registraría precipitaciones de varia intensidad, acumulando entre 15 y 65 mm.

Las temperaturas máximas y mínimas iran en ascenso con el correr de las jornadas, desapareciendo la posibilidad de que se desarrollen heladas. 

Con este contexto el mercado de Chicago se mostraría más estable, producto de la pérdida de incertidumbre generada por el avance de la cosecha gruesa y de pronósticos algo más favorables para la soja.

El mercado local tambien tendría un comportamiento estable a causa de pronósticos alentadores para la siembra de maíz y soja. 

 

Temas en esta nota