Se viene el fin del ciclo ganadero, pero se recuperará la actividad

Iriarte expuso ante los criadores en el auditorio de Angusactiva El disertante realizó un análisis sobre la situación actual del mercado ganadero y vaticinó un fin de ciclo con recuperación de la actividad.

Por
Se viene el fin del ciclo ganadero, pero se recuperará la actividad
30deSeptiembrede2013a las12:39

Ante un auditorio colmado, el reconocido analista Ignacio Iriarte brindó un amplio panorama sobre la situación y perspectivas del mercado local y global de la carne.
En cuanto a la situación actual, destacó el vigor del mercado local –consumo actual de 65 kilos por persona- ubicado en un techo histórico en fuerte contraste con un comercio exterior prácticamente paralizado.

Vaticinó que es posible esperar una recuperación en el precio de la hacienda para febrero o marzo como producto de una demanda estacional más alta. Recalcó que el sector puede aportar en concepto de exportaciones entre 1.000 y 1.500 millones de dólares anuales. En este sentido remarcó que la necesidad creciente de divisas ante la caída en las reservas del Banco Central puede favorecer un cambio de política circunstancial del Gobierno abriendo las exportaciones. Hizo hincapié en que una eliminación de las retenciones a las exportaciones de carne solo implicaría un costo fiscal de 100 millones de dólares al año.

“Volvé Néstor”, bromeó en un tramo de su exposición, al sostener que no hay que hablar de otras gestiones para aludir a un comercio exterior más dinámico, recordando que durante su presidencia se mantenía un razonable equilibrio entre la producción local y las exportaciones, en una proporción aproximada de 80% a 20%.

El analista comentó en su exposición que de los 10 a 12 millones de cabezas de ganado apenas se han recuperado 3 millones y que ese proceso de mejora se frenó, aunque advirtió que en el rubro frigorífico se ve un fin de ciclo y se especula con una recuperación de la mano del comercio exterior.

Iriarte en un par de tramos sostuvo, parafraseando a un experto internacional, que acá no se produce carne sino “bombones” por la calidad de nuestra carne que es valorada en todo el mundo. A punto tal que hay decenas de restaurantes donde se promociona la venta de carne argentina como la mejor del mundo –aunque en algunos casos se termina consumiendo carne uruguaya por las restricciones en la exportación-.

En cuanto al contexto internacional, resaltó que el futuro promisorio tantas veces anunciado es hoy, producto de la caída en la producción, la demanda en crecimiento, el corrimiento de la ganadería a áreas cada vez más marginales y las características prácticamente únicas de la producción de carne argentina.

Fue más explícito al sostener que un analista internacional anticipó que en un futuro no muy distante se hablará del precio de la carne como se habla del precio del caviar.

Temas en esta nota