Alerta naranja en trigo y maíz

Las condiciones de sequía observadas en gran parte del área GEA complican a los cultivos. En trigo se prevén recortes en los rindes esperados. La ventana de siembra del maíz se reduce y es poco probable que se pueda desarrollar a término.

Por
30deSeptiembrede2013a las13:41

El área agrícola de la zona núcleo se mantiene con un nivel de desecamiento superficial que no permite arrancar el ciclo de granos gruesos. Lluvias débiles y dispersas sólo posibilitaron iniciar la siembra maicera en casos puntuales. A quince días de cerrarse la ventana de siembra el avance de las labores es menor al 10%.

El trigo pierde hojas, macollos y fue alcanzado por las heladas. El potencial de rinde en la zona núcleo puede quedar por debajo de los 30 qq/ha.

Sobre Córdoba y Santa Fe se observan condiciones de sequía en la totalidad del área. Con el trigo encañando, hay preocupación por los efectos que pueden haber provocado en los cultivos las heladas registradas la semana anterior, sobre todo en los cuadros más adelantados.

El trigo se encuentra encañando, mostrando la hoja bandera y algunos cuadros ya están espigando. La condición va de buena a regular y se espera una recuperación de los lotes en las zonas donde hubo más de 10 mm. Hay hojas muertas, posibles daños en el desarrollo por las heladas, una fuerte perdida en el número de macollos por metro cuadrado y todo esto limita las perspectivas de rindes, que en muchos casos ya se ubican entre los 25 a 30 qq/ha.

El avance de siembra de maíz es de un 8%. En las zonas donde las lluvias estuvieron por encima de los 10 mm fueron suficientes para sembrar sólo algunos lotes. Las bajas temperaturas de los suelos es un factor más de riesgo para asegurar la emergencia del cultivo. Para generalizar las siembras se necesitan más de 30 a 60 mm pero los pronósticos siguen señalando lluvias dispersas para este fin de semana.

Temas en esta nota