La exportación toma aire

El estancamiento del precio del novillo y la aceleración de la devaluación mejoran los números de las ventas al exterior. El mercado de consumo interno está saturado y los plazos de pago dentro de la cadena comienzan a estirarse.

Por |
La exportación toma aire
04deOctubrede2013a las06:58

Si bien dentro de muy bajos niveles, las exportaciones de carne vacuna están creciendo. Al incrementarse la faena (13 por ciento en lo que va del año) hay más carne para colocar en el mercado local y para muchos frigoríficos, que hacen consumo y exportación, ahora empieza a aparecer más frecuentemente la posibilidad de exportar cortes que en el mercado doméstico se hacen difíciles vender.

El mercado de consumo está saturado, los plazos de pago de la carne tienden a alargarse y hasta aparece algún riesgo de cobrabilidad, por lo que la opción exportadora vuelve a parecer válida.

Los precios internacionales han dejado de caer y en algunos cortes muestran alguna tímida recuperación; por otra parte, en el último año el novillo, pese al repunte de las últimas semanas, ha caído un 10 por ciento en dólares.

La aceleración de la devaluación achica las pérdidas, al mejorar los ingresos por ventas de cortes al exterior. Es un repunte muy moderado: se vende algo más a Chile, algo más a Rusia y siguen creciendo las ventas a China.

El valor del R&L Hilton, por encima de los 16 mil dólares la tonelada, es un a cotización alta desde una perspectiva histórica, pero el ritmo de embarque de los primeros tres meses del año Hilton muestra una tendencia que llevaría a un nuevo incumplimiento del cupo (2013/2014).

Durante el mes de agosto, con 21 mil toneladas vendidas al exterior, la exportación significó el 8,6 por ciento de la demanda total.

Sigue ubicándose en un nivel muy bajo, lejos del 20 por ciento de participación en el total de la demanda del año 2009 o del 25 por ciento de participación del año 2005, registros ambos que se dieron dentro de la administración kirchnerista.

Este repunte de las exportaciones, entonces, se da por la combinación de un precio del novillo estancado en términos nominales, una aceleración de la devaluación, la firmeza del mercado internacional –que termina traccionando– y por las dificultades para colocar en el mercado local los crecientes volúmenes de carne faenada.

Para un exportador, además, es más conveniente (inclusive hasta por razones administrativas) vender un container de carne al exterior, cuya cobranza es segura, que colocar el mismo volumen dispersado en decenas o cientos de diferentes supermercados, carnicerías y minimercados chinos, con una cobranza engorrosa e incierta.

La exportación, que está perdiendo menos plata que hace un año, confía en que después de las elecciones se acelere el ritmo de devaluación, pero al mismo tiempo teme que la actual escasez crónica de novillos pesados determine un recalentamiento de los precios de esta categoría, que diluya el efecto positivo de la devaluación.

Al respecto, nos comentaba un exportador: “Muchos productores han dejado definitivamente la invernada como actividad, y muchos otros, después de varios años de castigo a la exportación, terminan sus machos a corral a bajo peso. El macho Holando, por ejemplo, que históricamente se llevaba a pasto a los 500 a 600 kilos, hoy es engordado a grano, desde la misma guachera, y se termina con 350 a 400 kilos con destino al consumo. La categoría más escasa es el novillo mestizo pesado, corrido por la agricultura y también por el feedlot , que lo termina a los bajos pesos de faena que impone el consumo.

*Analista del mercado ganadero y de carnes

Remates

Jesús María. Con un ingreso de 806 cabezas, el lunes pasado se realizó el remate de Consignaciones Córdoba en la Sociedad Rural de Jesús María. Los precios informados fueron los siguientes: novillos, de 9,08 a 10,26 pesos; novillitos, 10,00 a 11,36; vaquillonas, 9,08 a 11,56; vacas, entre 5,10 (conserva) y 8,42 (especial); toros, 7 (regulares) a 8,94 (buenos).

Mercoha. En el Mercado de Hacienda Córdoba, los precios se mantuvieron sostenidos. Los precios informados fueron los siguientes: novillitos (300 a 350 kilos), 10,60 a 11,32 pesos; novillos, 9,20 a 10,52; vaquillonas, de 9,12 a 11,24; vacas buenas, 6,90 a 7,54; regulares, 5,70 a 6,72; manufactura, 4,50 a 5,50; y los toros, 7,00 a 8,26 pesos.

Temas en esta nota

Seguí leyendo