Lechería: quejas por una resolución oficial

Una norma que fija los criterios de pago es objetada por industriales y tamberos. No sólo la consideran incumplible, argumentan que afecta la libertad comercial.

Por
Lechería: quejas por una resolución oficial
10deOctubrede2013a las06:56

Una resolución oficial que avanza en cómo la industria lechera debe pagarles a los tamberos por su leche provocó el rechazo del sector industrial, productores y especialistas, que no sólo la consideran incumplible, sino porque, argumentan, afecta la libertad comercial.

El 23 de agosto pasado, con la firma del secretario de Agricultura, Lorenzo Basso, se publicó la resolución 344. Esa norma fijó, en el marco de un sistema de pago de la leche por atributos de calidad con una liquidación única para los tamberos, que el 95% del precio debe referenciarse según el contenido de sólidos (grasa y proteína) y a la calidad higiénico sanitaria, mientras que el 5% restante puede ser por bonificaciones comerciales.

En la práctica, esa resolución pasó a hacer obligatorio algo que antes era sólo una recomendación y en porcentajes distintos. En rigor, antes de la nueva norma se recomendaba un 80% de ponderación en el precio para los atributos de calidad composicional y cuestiones higiénico sanitarias, y un 20 por ciento para bonificaciones. Las bonificaciones tienen que ver con aquellos puntos que las empresas abonan a los productores para incentivarlos, ya sea por la distancia a planta o por mayor volumen, por ejemplo.

"Con esto nos quieren decir cómo tienen que ser las relaciones comerciales entre la industria y los tamberos. Es incumplible desde el punto de vista práctico poner valores", señaló una fuente de la industria.

Hace tres semanas, el sector empresario, agrupado en el Centro de la Industria Lechera (CIL), presentó un recurso administrativo en el Ministerio de Agricultura para intentar frenar la norma. Y podría recurrir a la Justicia vía un amparo.

Los productores críticos de la gestión oficial en lechería también se quejan. "Estamos de acuerdo en que se transparente lo que se paga, pero no en que se fijen los parámetros. Los porcentajes deben surgir de las partes. Esto atenta contra la libertad de comercio", opinó Máximo Russ, referente del comité de lácteos de la Sociedad Rural Argentina (SRA).

José Quintana, consultor en temas lecheros, opinó que "conceptualmente" no está mal salir del sistema de que la leche valga por litro, como hasta ahora, y que se avance según los sólidos y la calidad. Sin embargo, criticó que no haya plazos para "mutar de un sistema a otro" y fustigó que la nueva norma "se meta en temas entre particulares".

Quintana criticó que bonificaciones comerciales, como la distancia a planta, queden ahora limitadas.

Quienes sí respaldan la resolución oficial son los dirigentes de las cámaras lecheras de Córdoba, Santa Fe, La Pampa y Santiago del Estero, afines al Gobierno. La medida, dijeron, "viene a alterar los valores en beneficio de la mayor preocupación del productor por mejorar la calidad con atributos de composición e higiénicos y sanitarios".

Temas en esta nota