Lluvias en la mejor zona agrícola del país aceleran el arranque de la siembra de soja

Según informó la Bolsa de Comercio de Rosario, entre el jueves y el viernes de la semana pasada cayeron unos 120 milímetros que permiten impulsar las labores en el campo.

Por
Lluvias en la mejor zona agrícola del país aceleran el arranque de la siembra de soja
04deNoviembrede2013a las06:37

Las lluvias que se extendieron la semana pasada sobre buena parte del centro del país, que inclusive motivaron la declaración de una emergencia climática que contempló también a la Capital Federal, fueron un alivio para el campo y pueden considerarse un buen presagio para la economía nacional siendo que los productores se aprestan estos días a sembrar soja.

Se espera que en esta campaña las hectáreas sembradas con el grano estrella de la Argentina sean récord, en parte porque es el mejor negocio este año para los agricultores, pero también por las hectáreas que no se pudieron sembrar con maíz por falta de agua. En tanto, la preocupación por la escasez de lluvias persiste.

Según indicó la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) en su último informe semanal, “entre el jueves y el viernes, en la zona cayeron alrededor de 120 milímetros, lo cual si bien permite impulsar las labores en el campo aún distan de ser suficientes para normalizar la situación”

Es que en un contexto de falta de humedad, la expectativa de rendimiento ya sufrió un recorte, aunque esa proyección aún “permite pensar en una cosecha récord para Argentina en la campaña 2013/14” por la mayor área sembrada, no por los rindes. 

Se espera que en esta temporada la siembra de soja pase el umbral de las 20 millones de hectáreas, un nuevo récord que, además, duplica el área destinada al cultivo en la campaña 2000/01, previo a la devaluación y la disparada de los precios de los granos. 

Según el relevamiento semanal publicado por la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, por su parte, a diferencia de campañas anteriores, “los mayores progresos de siembra relevados a la fecha se concentran sobre el centro y sur de la región agrícola”. Ello se debe a que las áreas en donde históricamente comienza la siembra (Centro Norte de Santa Fe y norte de Entre Ríos) “no presentaban adecuada oferta hídrica en superficie durante el inicio de la campaña”. En contraposición, gran parte del sector sur logró acumular humedad durante las semanas previas al inicio de este nuevo ciclo, indicó la entidad. 

Pero las lluvias de la semana pasada cambian en parte ese panorama y aceleran el proceso de siembra en la zona núcleo.

Según la Bolsa de Cereales “a la fecha, el avance nacional de siembra logró cubrir el 4,6% de la superficie proyectada en 20,2 millones de hectáreas para la campaña en curso, permitiendo calcular un progreso intersemanal de 2,2% y un adelanto interanual de 1%”. En números absolutos, agrega “se implantaron poco más de 900.000 hectáreas y se prevé que la siembra cobre mayor fluidez durante los próximos días”.

Pese a que los precios de la soja cerraron en baja, el clima dejó un saldo positivo en la semana.

Temas en esta nota