"Estamos en un mar de soja"

El analista de mercados, Pablo Adreani, pronostica una gran cosecha en el Hemisferio Sur, lo que deprimirá los precios para el 2014. Pide por la baja de retenciones para evitar problemas de rentabilidad.

Por
"Estamos en un mar de soja"
28deNoviembrede2013a las06:45

Según el especialista Pablo Adreani, Argentina y Brasil tienen todo encaminado para una gran cosecha de soja. Más de 150 millones de toneladas se recolectarían de estos dos países solamente, por lo que el mercado mundial estaría con una oferta importante que bajaría los precios para 2014. Por eso, insiste Adreani, el productor debe aprovechar los valores actuales y vender su stock.

“Vamos consolidando una cosecha récord si no hay problema de sequía en el futuro”, pronosticó el director de Agripac, quien recalcó: “Todas las perspectivas de cosecha de soja en Brasil se arriman a 90 millones. La de Argentina supera las 58 millones. Estamos en el medio de un mar de soja. Entre los dos,  150 millones de toneladas, una presión bajista para Chicago”.

Luego, volvió a recomendar a los productores que aprovechen los actuales precios y dejen de stockear mercadería. “De 352 dólares baja a 344. Tiene que haber toma de conciencia para ir haciendo venta de soja en los niveles de los más altos del año. No se entienden la postura de productores que tienen y no venden”.  Y rechazó la opción de aguantar la soja a la espera de una gran devaluación: “La política cambiaria está definida. Hay mayor ritmo de devaluación del dólar oficial y se espera una queda del dólar blue. No va a haber una debacle en el corto plazo”.

El consultor agropecuario pidió, además, por la baja o eliminación de retenciones para economías regionales y cultivos marginales, como una forma de evitar la quiebra de los productores. “Estoy convencido que si el gobierno no baja las retenciones de algunos productos, como maíz, trigo, girasol y economías regionales, el sector va a entrar en serios problemas de rentabilidad en 2014. Quitarle retenciones al olivo, la espinaca o el hinojo no tiene costo económico para el gobierno y es un bálsamo salvador. En el caso del maíz y girasol, se impone para darle rentabilidad al cultivo en zonas extra pampeanas. El gobierno debería anunciar la baja de retenciones de productos sensibles, que están siendo arriesgados en su rentabilidad”.

“La baja de retenciones en algunos casos es imperioso para evitar la quiebra del sistema productivo. Es increíble que el girasol tenga las retenciones que tiene (32% para la producción sin elaborar). Hay 160 mil hectáreas menos de girasol, que no se pudieron sembrar por cuestiones climáticas o de precios”, señaló.

Temas en esta nota