Remarcación de quesos blandos

El precio en góndola de los quesos blandos es 150% superior al de salida de fábrica. Los valores de exportación cayeron en el último año.

Por
Remarcación de quesos blandos
26deMayode2014a las07:50

Los consumidores de las grandes urbes suelen protestar porque el valor de los quesos está cada vez más lejos de su capacidad de compra. Buena parte de esa brecha se explica por la creciente participación que tienen las cadenas de supermercados en la cadena de valor quesera.

Ejemplo uno: el queso Cremón La Serenísima (Mastellone Hnos) en envases de 500 gramos se está exportando a Paraguay a un valor declarado de 3,99 u$s/kg (32,1 $/kg al tipo de cambio oficial). Ese mismo queso en cadenas de supermercados de la ciudad de Buenos Aires se comercializa a un valor minorista de 84,9 $/kg (+164%).

Ejemplo dos: el queso Port Salut La Serenísima en envases de 450 gramos se está colocando también en Paraguay a un valor declarado de 4,11 u$s/kg (33,1 $/kg). En cadenas de supermercados porteñas se consigue actualmente en 83,0 $/kg (+150%).

El dato es que en mayo de 2013 el Cremón fraccionado se colocaba en Paraguay a un valor declarado de 4,91 u$s/kg, mientras que el Port Salut La Serenísima se exportaba a 5,78 u$s/kg.

Parte de la diferencia entre el valor a salida de fábrica y el precio final corresponde al costo del flete y del IVA (21%). Pero el grueso de la brecha entre ambos valores se explica por el margen aplicado por las cadenas de supermercados.

Según los últimos datos publicados por la Secretaría de Lechería de la Nación, un volumen del orden del 15% de la producción argentina de leche se destina a la elaboración de quesos blandos.

Temas en esta nota