Repudian la baja de precio de la leche por la industria

Tamberos reunidos en Asamblea en Suardi reclaman al Gobierno actitudes y políticas activas frente a la baja de precio de la leche por parte de las industrias de la región.

Por
Este tipo de actitudes llevan hoy a que el productor perciba el 18% del precio de la góndola cuando 7 años atrás la participación del precio era del 33%

Este tipo de actitudes llevan hoy a que el productor perciba el 18% del precio de la góndola cuando 7 años atrás la participación del precio era del 33%

26deEnerode2015a las15:18

Luego de una Asamblea convocada con urgencia, tamberos del noroeste de Santa Fe, noreste de Córdoba y sudeste de Santiago del Estero, conjuntamente con Coninagro Santa Fe y Córdoba  y socios independientes de Federación Agraria Argentina preanunciaron una inusitada e increíble catástrofe para la lechería de seguir con la baja del precio en tranquera de tambo por decisión unilateral de algunas industrias.

Ante las declaraciones de Miguel Paulon, presidente del Centro de la Industria Lechera (CIL), preanunciando una baja inicial del 5% en el precio al tambero,  usando como excusa  la situación internacional y la posibilidad de cesación de pagos de la industria, los tamberos reunidos en Suardi acusaron de ineficientes a los industriales que, ajustando hacia abajo, siempre perjudican a los extremos de la cadena: productores y consumidores.

Este tipo de actitudes llevan hoy a que el productor perciba el 18% del precio de la góndola cuando 7 años atrás la participación del precio era del 33%, llevando a los pequeños y medianos productores lecheros al exterminio, dejando muchas regiones del país al borde del corte de la cadena de pagos.

Estas industrias son las mismas que durante los últimos 5 meses guardaron grandes cantidades de productos elaborados en sus galpones esperando una devaluación, que sus gurúes económicos predecían, situación que no ocurrió y  también son las que se beneficiaron con los millonarios créditos del bicentenario a tasa subsidiada por el estado nacional.

El  CIL  actúa como una corporación cartelizada, típico de los monopolios, y con actitudes intimidatorias y de aprietes que son parecidas a las ejercidas por el terrorismo, lo que queda demostrado en los litros tirados a distintos productores por "problemas de calidad" que obviamente no existieron, así como el desdoblamiento en el pago, que hicieron, avisando de forma precaria y generando a los productores gravísimos problemas financieros producto de este accionar.

Hasta el día de hoy, el sistema cooperativo, la mayoría de las pymes y  algunas exportadoras netas, manifestaron la intención de no bajar  el precio al productor, incluso algunas plantean subas, lo que demuestra que todo lo dicho por el representante del CIL es mentira, y no tiene ningún sustento real.

Es por esto que pedimos al gobierno nacional, por intermedio de la Secretaría de Comercio que tome todas las medidas que sean necesarias para impedir que estas corporaciones puedan llevar adelante este plan nefasto que están queriendo imponer.

Exigimos la presencia activa del Gobierno Nacional en pos de la recomposición del precio al tambero y abrir el debate a una Ley de Lechería que le dé estabilidad, seguridad y rentabilidad equilibrada a todos los integrantes de la cadena láctea.

Esta agrupación que formamos hace ya más de 3 años  está siempre dispuesta al diálogo,  pero si hay que actuar de la misma forma que están actuando las industrias con nosotros, no nos va a temblar el pulso en hacerlo, porque las empresas son de los empresarios, pero las vacas que producen la leche son nuestras y no vamos a permitir que unos meses más debamos venderlas para pagar nuestras deudas.

Temas en esta nota

Seguí leyendo