Con el otoño llega el destete de los terneros

La llegada del otoño marca el momento en que los terneros deben dejar de alimentarse a leche.

Por
Comienza el denominado período de recría.

Comienza el denominado período de recría.

27deMarzode2015a las07:55

La llegada del otoño marca el momento en que los terneros deben dejar de alimentarse a leche, etapa que se conoce como destete, para comenzar el denominado período de recría. A la vez, es el tiempo en el que la vaca madre recupera su estado corporal y empieza a ser preparada para el próximo servicio, una práctica que se realiza todos los años.

El destete forma parte del calendario de manejo de un rodeo y se realiza para finalizar la etapa de cría y comenzar una recría o engorde, práctica que además permite disminuir los requerimientos nutricionales de la vaca y recuperar las reservas corporales antes del invierno, en particular aquellas vacas preñadas que necesitan ganar estado o condición corporal antes de su nuevo parto. De este modo, pueden criar bien su ternero y se vuelven a preñar en el siguiente servicio. 

El manejo del sistema de cría que permite cumplir con el objetivo de producir kilos de carne como ternero destetado se basa en tres pilares fundamentales: un estricto control sanitario, recursos forrajeros adecuados y respetar las pautas de manejo del rodeo de cría.

"La elección del momento del destete es importante en los rodeos de cría porque afecta el peso de salida de los terneros destetados, pero también la futura productividad de los vientres", explicó a Ámbito del Campo, Patricia Menchón, de la Unidad Integrada Balcarce (FCA-INTA), al dar algunas recomendaciones para los productores.

Cuando se produce el destete, los terneros manifiestan estrés por la ruptura en la relación vaca-ternero. También influyen en la pérdida de peso, las largas caminatas en busca de su madre y la carencia de alimentación. Al respecto añadió que "el estrés provocado en los animales puede ser causa de una mayor predisposición a enfermedades en los terneros", agregó. 

En ese sentido, para evitar mermas por problemas sanitarios, la EEA Balcarce recomendó tomar los recaudos necesarios para prevenirlas y aconsejó que para esta categoría se debe tener en cuenta el calendario sanitario de vacunaciones. Es importante el control de parásitos en esta categoría, realizar los análisis correspondientes, control de la ganancia de peso, el manejo de pasturas no contaminadas con larvas de parásitos y eventuales tratamientos antiparasitarios.

Recursos forrajeros

Con respecto a los recursos forrajeros, Menchón enfatizó quepotreros a los que se destinarán los terneros destetados deben tener en buen estado los alambrados perimetrales y disponer de buena calidad de pasto. El rebrote de las pasturas que fueron cortadas y henificadas en verano como consecuencia de excedentes forrajeros es un recurso apto para que se puede ofrecer a esa categoría". 

"Cuando acoplamos los requerimientos del rodeo a los recursos forrajeros que tenemos disponibles, se generan dos momentos de excedentes. Por un lado, el de primavera que se transfiere en heno hacia el otoño - invierno, ofreciéndolo a las vacas adultas y permitiendo un descanso a las pasturas en otoño. Asimismo, se genera el segundo excedente que lo diferimos en pie hasta el momento de parir", sostuvo la profesional al referirse al manejo de la pastura

Estos sistemas extensivos se caracterizan por estar sometidos a las variaciones climáticas dentro del año y las que se dan entre años. En primavera, cuando se tiene la mayor producción de pasto, se estaciona el período de servicio entre no más de 90 días. Consecuentemente, el invierno es el período de parición y, el otoño, es la fecha más probable para realizar el destete. 

Manejo del destete

Las recomendaciones para ese momento son, luego de realizar los trabajos de aparte (separación de los terneros), vacunas, marca, señal y tratamiento contra parásitos gastrointestinales. Se envía a las vacas a un lote (potrero) bien alejado de los terneros, para evitar que den vueltas en busca de sus madres.

Es conveniente que los terneros permanezcan en los corrales entre 36 y 48 horas, como mínimo, a partir del momento del encierro. El hambre que provocará el ayuno hará que los terneros se dediquen a comer en el potrero de destino, pero si se decide dejarlos más tiempo en los corrales, deberán tener agua y preferentemente sombra, para brindarles bienestar

Menchón resaltó que las condiciones de trabajo en la manga deben ser propicias para este tipo de actividad y, para no generar más estrés,importante evitar el uso de perros y picanas en el momento del destete. 

Sobre el manejo de las vacas destetadas y preñadas, la profesional explicó que "la hembra que se encuentre con un buen estado corporal puede ser destinada a un potrero que no tenga buena calidad de pasto e inclusive serestringir a la vaca en el consumo y ofrecerle no solamente pasturas de baja calidad, sino también rastrojos de cultivos o heno". 

Rodeo y disponibilidad de forrajes

La especialista puntualizó además que cuando el estado del rodeo es regular y de bajo peso corporal en general, independientemente de cuál sea la situación del recurso forrajero, siempre es recomendable adelantar el destete. "Esto va a permitir que la vaca recupere estado corporal y pueda afrontar el nuevo ciclo productivo. Si es necesario, no hay que dudar en modificar la fecha de destete; un criador debe tener en claro que el estado corporal de los vientres es indispensable para hacer un manejo adecuado para lograr el objetivo de máxima que es tener un ternero por vaca y por año", agregó. 

En caso de que el estado nutricional del rodeo sea bueno y la condición corporal de las vacas también, hay que tener en cuenta los recursos forrajeros. En caso de que haya recursos forrajeros de mala calidad pero en abundancia, no se recomienda adelantar la fecha del destete porque el ternero no puede tener un uso eficiente del pasto de mala calidad, pero sí el vientre adulto, y transmitírselo al ternero a través de la producción de leche

En caso de tener poco recurso forrajero, poca disponibilidad de pasto y de mala calidad, sí es recomendable adelantar la fecha del destete para darle salida a los terneros en el sistema y así asegurar el poco pasto que esté disponible de mala calidad para los vientres que van a afrontar el nuevo ciclo productivo. 

En otro caso, puede existir la presencia de poco pasto de muy buena calidad y un rodeo en buen estado corporal. En esta eventualidad, conviene sí adelantar la fecha del destete. Ofrecerles el pasto de buena calidad al ternero, que sí lo puede aprovechar e iniciar un proceso de recría, si el productor decide tomar esa opción.

Por último, Menchón sugirió que "también existe la opción donde el rodeo está en buen estado corporal, hay buena disponibilidad de pasto y de muy buena calidad. En este caso, modificar la fecha del destete es independiente de los recursos forrajeros y va a responder a factores empresariales. Como por ejemplo, hablar de incorporar recría a los sistemas tradicionales de cría o si son procesos o ciclos de engorde y terminación de los animales".

Temas en esta nota

Cargando...