Paritarias, aumento salarial y defensa de la fuente de trabajo

Con la presencia de empresarios lácteos pequeños y medianos de todas las cuencas lecheras del país, la Comisión Directiva de APYMEL analizó en su reunión mensual la coyuntura del sector. El pronóstico para la próxima primavera es desalentador.

Por
La caída en los precios internacionales de leche en polvo determinan que hoy no sea rentable secar leche para exportar.

La caída en los precios internacionales de leche en polvo determinan que hoy no sea rentable secar leche para exportar.

09deJuniode2015a las17:10

La tremenda caída en los precios internacionales de la leche en polvo, que en los últimos 6 meses pasó de 4800 uss a 2400 uss /Ton determinan que hoy no sea rentable secar leche para exportar. Como la exportación de leche en polvo es la salida habitual para los excedentes de primavera, la mayoría de las plantas de secado están con gran capacidad ociosa.

Ya hay tamberos con volúmenes de leche importantes que no encuentran industria que quiera comprar y están derivando sus excedentes a la producción de quesos, lo que comienza a presionar sobre los precios en el mercado interno, incapaz de absorber estos volúmenes de leche adicionales. Esta mayor oferta de quesos arrastrara a una baja masiva de precios en los próximos 60 días, que consolidará el proceso ya iniciado de cierre masivo de tambos por la baja, por debajo del costo, del precio de la leche al productor.

Esta situación compleja también compromete la sustentabilidad de las pymes lácteas a las que representa APYMEL, que ya están sin margen para absorber mayores costos o pérdida en sus ingresos. Los incrementos de costos industriales durante este año no pudieron ser compensados con mejores precios en fábrica. El pronóstico para los próximos 5 meses es el más difícil para el sector lácteo en dos décadas.

La semana pasada, en este contexto de crisis, se realizó la primera reunión de la paritaria anual del gremio lácteo ATILRA. Durante los últimos años, la buena voluntad empresarial llevó a mejoras notables de los sueldos de los trabajadores lácteos, y de un enorme crecimiento del sindicato. Lamentablemente, la realidad actual no es próspera para nadie en el sector lácteo, por lo que esperamos razonabilidad por parte del sindicato y comprensión de los trabajadores, quienes ven cotidianamente la realidad de cada empresa.

El cierre de plantas, como está ocurriendo en la cuenca de Villa Maria, donde en los últimos meses cerraron dos empresas y otras están en proceso de cierre, no es la solución para los trabajadores. El impacto del cierre masivo de las pymes compromete la economía de la región y las fuentes de trabajo disponibles.

Temas en esta nota