Uruguay: crisis lechera le resta casi medio punto al PBI

El Poder Ejecutivo uruguayo remitió al Parlamento un proyecto de ley para la creación del Fondo de Financiamiento y Desarrollo sustentable de la Actividad Lechera.

Por
El gobierno aspira a que esta iniciativa, presentada el pasado viernes, cuente con un rápido trámite parlamentario.

El gobierno aspira a que esta iniciativa, presentada el pasado viernes, cuente con un rápido trámite parlamentario.

20deJuliode2015a las08:18

El Poder Ejecutivo uruguayo remitió al Parlamento un proyecto de ley para la creación del Fondo de Financiamiento y Desarrollo sustentable de la Actividad Lechera (Ffsal) con el objetivo de "recomponer el capital de giro y apoyar la concreción de inversiones en el sector lechero", indica la exposición de motivos de la iniciativa oficial.

"En el momento actual este sector requiere de la aplicación urgente de fondos para enfrentar una coyuntura muy adversa, consecuencia de una caída muy importante de los precios internacionales, dificultades crecientes con algunos mercados para los lácteos (Venezuela y Brasil) y una muy persistente sequía en los departamentos de la cuenca sur que ha obligado el consumo de reservas antes de tiempo y encarecido fuertemente los costos de producción", advierte el Ejecutivo.

Según simulaciones realizadas por la Oficina de Programación y Política Agropecuaria del Ministerio de Ganadería, una "caída en la actividad del sector (35%) debido a dificultades para colocar la producción en los mercados externos mencionados tendría un efecto del orden del 6% en el PIB agropecuario y de 0,4% en el PIB total" considerando los datos del cierre de 2014.

De acuerdo a estimaciones del Instituto Nacional de la Leche (Inale), las pérdidas por la baja de la materia prima y la sequía son de u$s 0,042 por litro. Los tamberos han asumidos sobrecostos de alimentación por el clima de u$s 27 millones y u$s 58 millones por la caída del precio que pagan las industrias por litro remitido a planta. "A esto hay que agregar el reciente cierre de dos plantas (Ecolat y Schreiber Foods) procesadoras, con impactos directos en el empleo en la captación de leche de remitentes", añade la exposición de motivos.

El gobierno aspira a que esta iniciativa, presentada el pasado viernes, cuente con un rápido trámite parlamentario para que luego puede comenzar a estructurarse la operación del fideicomiso.

El Ejecutivo plantea obtener fondos mediante la estructuración de un fideicomiso financiero similar al realizado en 2007. El monto de la emisión sería del orden de los u$s 85 millones. Para el repago del mismo se retendrá a los 2.800 productores que remiten a planta u$s 0,0769 por litro, sobre la base de un reintegro de seis años y medio, con una tasa de interés del 5%. Las AFAP aparecen como el destino natural para obtener estos fondos, como ya ocurrió con la instrumentación del Ffsal I y II.

Asimismo, el gobierno atenderá un pedido de las gremiales lecheras para que el mínimo que acceda cada tambero sea de u$s 8.000. Además, el beneficiario recibirá un compromiso de repago, en caso que abandone el rubro.

Temas en esta nota

Cargando...