Las hembras se alejan de la faena

Aunque aún es incipiente, se reduce la participación de hembras en la producción de carne. Desde 2005, el valor de la hacienda corre a la par de la inflación, pero detrás de los costos.

Por |
Esta claro que en los últimos meses hay más novillos y novillitos y menos vacas en la faena.

Esta claro que en los últimos meses hay más novillos y novillitos y menos vacas en la faena.

31deJuliode2015a las08:15

Si se toma como base 100 el año 2005, cuando se inició la intervención en el mercado ganadero, el tipo de cambio neto para la carne vacuna se ubica hoy en un índice 270, contra un índice inflacionario (Indec, Congreso) que en el mismo período creció hasta 700 puntos.

Es decir, en los últimos 10 años, la inflación fue 600 por ciento y el ajuste del tipo de cambio neto para la carne fue de sólo 170. También tomando como base el año 2005, igual a 100, el precio del novillo se ubica en un índice 690, o sea casi al mismo nivel de la inflación, pero bien por debajo de un índice ponderado de insumos ganaderos, que se ubica hoy en los 890 puntos.

En resumen: en los últimos diez años, el precio de la hacienda acompañó la inflación, pero los valores se ubican por debajo del crecimiento de los costos; al tiempo que se advierte un grave atraso cambiario, sólo morigerado por el incremento del precio FOB de la carne vacuna, que pasó de los 1.700 dólares por tonelada en el año 2005 a los 4.500 dólares en la actualidad.

Novillos y vacas

Esta claro que en los últimos meses hay más novillos y novillitos y menos vacas en la faena, llevando esto a que caiga la participación de las hembras en la faena, del 45,2 por ciento en febrero a 42,1 en junio. Esta mayor oferta de machos puede atribuirse a la retención de estas categorías que se dio en los últimos meses del año pasado y principios de este año, a favor del excelente estado de los campos, y del bajo precio del maíz. Así, este repunte en la oferta de novillos y novillitos no sería estructural sino de naturaleza estacional. Si se toma la faena acumulada del primer semestre, se advierte que hay 0,7 por ciento menos de novillos que en 2014. Y 5,7 por ciento menos de novillitos.

La la faena de vacas, con un porcentaje de preñez muy alto, baja 7,9 por ciento, síntoma de retención. En los primeros seis meses del año, la faena total de hembras baja sólo 2,6 por ciento. En términos absolutos, y teniendo en cuenta que el stock ganadero no tuvo grandes variaciones respecto al año pasado, la caída de sólo 75 mil en la faena de hembras (vacas, vaquillonas y terneras) no parece relevante en un stock total de esas categorías de más de 36,50 millones de cabezas. O sea: el porcentaje de hembras en la faena ha bajado en los últimos meses, pero en gran medida por el aumento en la importancia relativa de la faena de machos; en términos absolutos, la caída en la faena de hembras es todavía irrelevante.

Casi sin cambios

El mercado internacional comienza a dar señales de recuperación, “recortando pérdidas” con respecto a los volúmenes y precios de meses anteriores. Entre enero y mayo, según la publicación Fax Carne (Uruguay), el volumen exportado por el Mercosur más Australia y Estados Unidos registra una caída de sólo tres por ciento con respecto a 2014, año que marcó un récord en materia de comercio internacional. En los cinco primeros meses Brasil baja sus embarques 20 por ciento y Estados Unidos (muy afectado por el altísimo precio del novillo), 10 por ciento.

Pero esto es compensado por el incremento de los embarques de Australia (10 por ciento), de Paraguay (10), Argentina (35) y Uruguay (12). Si bien el precio FOB argentino bajó 23 por ciento, el brasileño, siete; Paraguay, siete; y Uruguay, tres, esto es balanceado por la mejora de Australia (ocho por ciento) y de Estados Unidos (11). Si el volumen total vendido cayó en cinco meses tres por ciento, y el precio FOB (ponderado de los seis países) subió tres por ciento, el monto transado (de acuerdo a esta muestra) se mantendría inalterado respecto al 2014, que fue excepcional.

* Analista del mercado

Remates

Jesús María

Con un ingreso de 912 cabezas, de las cuales 618 se vendieron para faena, se realizó el lunes en la Sociedad Rural de Jesús María el remate habitual de gordos e invernada, a cargo de la firma Consignaciones Córdoba. Novillos, 18 a 18,50 pesos por kilo; novillitos, 19 a 21,70; vaquillonas, 16,30 a 21; vacas, 8 a 14; toros; 13 a 16,50. Invernada: terneros, 25 a 30,50; vacas invernada, 10,50 a 12.

Cruz del Eje

La firma Ganados realizó un remate de invernada, con un ingreso de 750 cabezas. Terneros, 21 a 35; vaquillonas, 20 a 24; vacas buenas, 10,90 a 13,30; vacas con cría, 2.950 a 3.950; toros, 12.50 a 13.50.

Temas en esta nota