Uruguay: bajó precio de la leche y el gobierno salió a rescatar al sector

En el último año el precio de la leche recibido por el tambero uruguayo acumula una caída del 38%.

Por
El gobierno oriental salió a rescatar al sector.

El gobierno oriental salió a rescatar al sector.

29deAgostode2015a las10:21

En el pasado mes de julio el precio de referencia promedio recibido por los tamberos uruguayos fue de 0,27 u$s/litro, según datos publicados por el Instituto Nacional de Leche de Uruguay (Inale). Se trata del valor más bajo desde octubre de 2009 (período de la denominada “crisis financiera internacional”) y 38% inferior al del mismo mes del año pasado (0,44 u$s/litro).

En Uruguay –a diferencia de lo que ocurre en la Argentina– existe una marcada correlación entre el precio que reciben los tamberos y el valor FOB del principal producto de exportación (leche en polvo entera).

Entre octubre de 2013 y julio de 2014, cuando el precio promedio de exportación de la leche en polvo entera uruguaya se ubicó en torno a 5000 u$s/tonelada, los tamberos orientales cobraron 0,44 a 0,46 u$s/litro. Pero en el segundo semestre del año pasado los valores comenzaron a descender en línea con el derrumbe del precio de la leche en polvo entera.

Los precios recibidos por los tamberos uruguayos en el actual contexto internacional deberían ser inferiores a los vigentes. Pero no lo son porque el principal comprador, procesador y exportador de leche en Uruguay, la Cooperativa Nacional de Productores de Leche (Conaprole), cuenta con un “fondo de estabilización” destinado a resguardar la rentabilidad de los tamberos en épocas de bajos precios internacionales.

Además este año el presidente uruguayo Tabaré Vázquez logrópor medio de un acuerdo con el gobierno venezolano, colocar los excedentes de Conaprole en el mercado bolivariano (política que contribuye a atenuar la presión bajista de precios).

Las autoridades uruguayas crearán también un fondo anticíclico para asistir a los tamberos afectados por los bajos precios de leche y las restricciones forrajeras causadas por la sequía. La medida será instrumentada por un nuevo fideicomiso lechero (similar al que ya se implementó para atender las crisis originadas en los años 2002 y 2008).

El sistema del fondo es muy sencillo: se emiten títulos de deuda con una determinada tasa de interés, que son adquiridos por inversores privados, para destinar los recursos recaudados a los tamberos con problemas financieros. A los productores lecheros, por cada litro remitido a industrias lácteas, se les comienza a descontar un pequeño monto que pasa a integrar el fideicomiso que garantiza el pago de los títulos de deuda. Los inversores reciben así todos los meses un monto variable, según los litros comercializados, hasta la cancelación total de la deuda.

El primer Fondo de Financiamiento de la Actividad Lechera (FFAL) se instrumentó a fines de 2002 para ser cancelado en su totalidad en diciembre de 2007. El segundo “Fondo Lechero” (Ffdsal) empezó a regir en marzo de 2008 para ser cancelado completamente en agosto de 2014

En los primeros siete meses de 2015 la oferta de leche en Uruguay fue de 1065 millones de litros, un 2,1% más que en el mismo período de 2014, según datos del Inale.

Temas en esta nota