La incógnita de las exportaciones argentinas de carne

En los últimos meses se viene registrando una fuerte y creciente diferencia entre las estadísticas de comercio exterior que emite SENASA y las que tienen origen en la Aduana.

Por |
Tal disparidad, hace imposible generar un análisis serio sobre el comportamiento de los despachos.

Tal disparidad, hace imposible generar un análisis serio sobre el comportamiento de los despachos.

01deJuniode2016a las08:50

Tradicionalmente, desde Valor Carne hemos analizado las exportaciones argentinas en base a los datos procesados y difundidos por SENASA, que ni siquiera en los peores momentos de ocultamiento oficial de las estadísticas dejaron de publicarse puntualmente.

Sólo cabe criticar que, desde enero de 2013, se abandonó la difusión de los embarques medidos en dólares, con la excusa de que esa variable no era responsabilidad del Organismo, después de muchísimos años en que sí lo hacía.

Otra fuente utilizada por analistas del mercado es la que se origina en la Dirección General de Aduanas (DGA) dependiente de la AFIP, que no es pública y es suministrada por una consultora que procesa los datos de esa repartición.

Ambas fuentes venían dando números similares. Por ejemplo, tomando el total de los embarques de 2015, las diferencias en cada mes no superan el 10% y en el total del año, el dato de SENASA supera en sólo el 2% al otro. Sólo en julio y agosto las distancias fueron mayores pero terminaron compensándose en el bimestre por debajo del 10% señalado.

Es esperable que haya disparidad entre ambos números. SENASA seguramente toma la fecha del certificado sanitario y las de la DGA se basan en la de embarque o de cumplido, con lo que al cierre del mes puede haber diferencias marginales, que se van compensando con el pasar de los meses. Fue lo que sucedió en el ejemplo de 2015 descripto.

Pero en 2016 estamos viendo una disimilitud mucho mayor y creciente que hace que dudemos de estos números.

En enero, los datos de la DGA superaron en más de 20% a los de SENASA, en febrero llegaron a más del 40%, en marzo alcanzó a más de 70% y en abril se moderó (!!!) hasta por arriba de 40%, como se puede ver en el siguiente gráfico.

En promedio, los datos de la DGA exceden a los de SENASA en más del 40% en estos meses. Son 52 mil toneladas peso embarcado versus menos de 37 mil. Si se proyectan en forma simple ambos guarismos, llegamos a 235 mil tec (toneladas equivalente carcasa) y 165 mil tec, respectivamente, para todo 2016. En el primer caso estaríamos superando en casi 20% a las exportaciones de los últimos cuatro años pero en el segundo estaríamos por debajo en un porcentaje similar, lo que resulta contradictorio con la situación actual.

Otro dato que genera un manto de dudas mayor sobre las estadísticas de SENASA en este año, es que China figura sin embarques en abril. Éste ha venido siendo el primer mercado externo para la carne argentina desde hace un año, cuando destronó a Rusia, Chile y la UE (tomando envíos de a 12 meses móviles), destinos que estaban técnicamente empatados en el primer lugar en ese momento.

Por más problemas que tenga el mercado chino, que no los tiene tanto como otros, no va a dejar de comprar de un momento para otro, ni siquiera a causa de un problema sanitario que tuvo una planta argentina algunas semanas atrás.

Abonando este criterio, Australia vendió casi 8 mil ton peso embarque a China versus 10 mil en marzo; Uruguay 13 mil versus 11.500; y Brasil 15.600 igual que en marzo, siendo éstos los tres principales proveedores del mercado. La Argentina, según datos del IPCVA en base a Aduana, despachó 5.300 ton en abril, un poco más que las 4.700 ton de marzo.

De todo esto surgen algunas conclusiones inmediatas:

  • Valor Carne no hará el correspondiente análisis de las exportaciones argentinas de carnes vacunas para el mes de abril y hasta tanto no haya mayor claridad en las cifras difundidas.
  • Las autoridades de SENASA deben concluir el análisis de las señaladas diferencias y arribar a números confiables.
  • La Aduana debe aprovechar para hacer públicas sus estadísticas de comercio exterior por partida arancelaria e iniciar una cooperación en la materia con SENASA ya que también supervisa una proporción destacable de las exportaciones totales del país.

Temas en esta nota

Seguí leyendo