El BCRA bajó al 30,25% la tasa corta, que volvió a los niveles de comienzos de febrero

Se apoyó en datos del REM para recortar más cautelosamente los rendimientos cercanos; dejó sin cambios los intereses en los plazos más largos.

Por
Tasa corta volvió a los niveles de comienzos de febrero.

Tasa corta volvió a los niveles de comienzos de febrero.

06deJuliode2016a las08:50

El Banco Central (BCRA) volvió a recortar las tasas de interés de referencia para el mercado local de corto plazo, para dejarlas en el mínimo del 30,25% anual que habían tocado a principios de febrero, a comienzos de la administración Macri.

El nuevo rendimiento implica una poda de 50 puntos básicos (pb) respecto del vigente, lo que deja ver un mayor grado de prudencia en los recortes que habían promediado los 75 pb en las dos semanas precedentes, pero habían llegado a ser de 150 pb promediando el mes de mayo.

A esto se agrega que las tasas para todas las colocaciones que superen los 5 meses (147 días) se mantuvieron estables por primera vez en meses. Esto tiene que ver con la decisión de mantener las tasas levemente positivas (van del 27,75 al 27% nominal anual para Lebac de 147 a 252 días), mientras una progresiva desaceleración de la inflación (según la expectativa de mercado) mostraría por entonces al costo de vida moviéndose en rangos del 22 al 25% anual.

La referencia alude al recuperado Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM), un indicador que se había discontinuado por la manipulación de estadísticas y que retomó estado público anteayer.

De hecho, el propio BCRA reconoció que los pronósticos allí reflejados lo ayudaron a dar continuidad al recorte de tasas que iniciara tímidamente a fines de abril. tras casi dos meses de mantenerlas al 38% anual. "Los analistas esperan que el proceso de desinflación continúe durante todo el período relevado por la encuesta", recordó en su comunicado de ayer en alusión a una inflación esperada del 22,5% para los próximos 12 meses y de 15,7% para los 12 meses siguientes.

Por esta razón, y pese a la ausencia de nuevos datos oficiales, el BCRA "decidió bajar la tasa de la Lebac a 35 días al 30,25% anual y reducir también las tasas de pases pasivos y activos en igual proporción a 26% y 35% anual respectivamente para operaciones a 1 día y 27% y 36% para las de 7 días", detalló en el comunicado que acompaña cada subasta.

Con expectativas a favor

La nueva baja en las tasas cortas estaba descontada por el mercado. De hecho, según el REM, los analistas descuentan que el rendimientos a 35 días cerrará julio al 29% nominal anual, es decir, 125pb por debajo del nivel al que quedó desde ayer.

"Con las expectativas de inflación ancladas, como mostró el REM, el BCRA tiene más margen para recortar tasas, aunque de manera prudente y sin descuidar el equilibrio dólar/tasa", aconsejó el economista Federico Furiase, del Estudio Bein.

El propio BCRA admite que camina en esa dirección, aunque "cautelosamente", porque "para mantener el sesgo antiinflacionario las decisiones de política monetaria seguirán buscando una tasa de interés real esperada positiva, que dé lugar a la desinflación pautada".

Con el recorte de ayer, la curva de rendimientos en pesos se aplanó más: tiene una diferencia de 325 puntos entre el tramo más corto (10 de agosto) y el más largo (mediados de marzo de 2017). Como sucede desde que profundizó el recorte de tasas, el efecto monetario de la licitación volvió a ser ayer expansivo en unos $ 4100 millones.

Pero si se computa la absorción de $ 27.958 millones por operaciones en el mercado secundario en la semana, "el neto da una contracción de $ 23.860 millones", aclaró por última vez, antes de anunciar sorpresivamente que "discontinúa la publicación del efecto monetario de sus decisiones de tasa".

Temas en esta nota

Seguí leyendo