Técnicos cuentan cómo los productores ya aplican la tecnología

Con el trigo, ya queda claro una mayor inversión de los productores. A qué apuntan y con qué estrategia.

Por |
Estrategias para conseguir altos rendimiento.

Estrategias para conseguir altos rendimiento.

12deJuliode2016a las08:44

Los cereales son un importante fuerza motora para la aplicación de la tecnología. De esta forma, técnicos y expertos explican a qué están apuntando los productores y cuáles serán las estrategias para conseguir altos rendimiento y calidad esta campaña.

Diego Pérez, asesor técnico del grupo CREA en el centro santafesino, explicó a Clarín Rural que en su zona se pudieron sembrar, sin retrasos, los ciclos largos e intermedios y se están terminando por implantar los cortos.

Además de la diversificación en las fechas de siembra y de sembrar materiales de “grado 2” de calidad panadera, la mayor superficie de largos e intermedios permite aspirar a mayores rendimientos con calidad, pero también insta a aplicar más tecnología para lograrlo.

Así lo afirmó Pérez. “Comenzar la campaña con óptima disponibilidad hídrica y con un pronóstico climático hacia la primavera de tipo año Niña es la mejor combinación para nuestra zona. Son los ciclos en los que esperamos los mayores rendimientos de trigo. Por eso, este año se aplicaron altas dosis de urea, la mayor de los últimos años”, afirmó el técnico.

En su zona, cuando la aplicación normal de nitrógeno en trigo era 100 kilos de este fertilizante por hectárea, esta campaña los productores manejaron una aplicación de 150 a 200 kilos de urea. También es cierto, aclaró Pérez, que las excesivas lluvias “lavaron” el nutriente en profundidad y, de esa forma, se partió de una disponibilidad en el suelo mucho menor.

Jorge Bassi, presidente de Fertilizar Asociación Civil, brindó un panorama más amplio sobre lo que pasa en zona central. De esta forma comentó que en Córdoba, Santa Fe y norte de La Pampa, donde hay buena disponibilidad hídrica, se abre la posibilidad de apuntar a buenos rendimientos y elevar la calidad de grano, a diferencia de lo que sucedió la última campaña.

El ejecutivo destacó que en varias regiones de esta gran área, muchos planteos debieron saltear la siembra de ciclos largos de trigo e inclinarse por los intermedios y cortos, los cuales tienen un potencial menor de rendimiento.

En estos casos, aconsejó, adelantar la fertilización y aplicar todo el nitrógeno temprano en el ciclo ya que las etapas de crecimiento son muchos más aceleradas y el cultivo requiere absorber todo el nutriente más rápidamente.

Para aquellos productores muy atentos al seguimiento de la fertilidad en el trigo, Bassi les recomendó que, si repiten lluvias intensas, deberían rehacer los análisis de suelo y volver a ajustar dosis de nitrógeno para no perder potencial.

Finalmente, en la tradicional zona triguera, Agustín Bilbao, asesor técnico de la regional Necochea de Aapresid, contó que en su zona hay atrasos de siembra. “En los primeros días de junio se siembra el 70 por ciento de la superficie de trigo y al día de hoy hay solamente el 10 por ciento sembrado. Eso bajó la superficie que normalmente se siembra con ciclos tempranos”, dijo Bilbao.

De acuerdo al técnico, los productores no están “ansiosos”, como ocurrió en otras campañas, por sembrar el trigo.

“Esta campaña, como hay buenos precios para los cultivos de verano, muchos lotes en los que no se siembre trigo tendrán maíz o girasol, los cuales tienen buenos precios”, anticipó el técnico, pero reconoció que la superficie triguera crecerá.

Asimismo, concluyó que el impacto de las precipitaciones recurrentes se ven en los resultados que arrojan los análisis de suelo.

“Hay caídas de nitrógeno, por lavado de hasta 15 kilos de nitrógeno, con lo cual los productores deberán recuperar con fertilización la menor dotación inicial de los suelos”, advirtió.

Temas en esta nota

Seguí leyendo