Los frigoríficos, en crisis

Desde Ciccra informaron que los establecimientos sufren por la caída del consumo, la exportación y la faena, y por la suba del valor del kilo vivo.

Por
Los cortes de cerdo presentaron un alza de 0,2% en las carnicerías durante julio pasado, mientras que en el año afrontó un aumento de 28%

Los cortes de cerdo presentaron un alza de 0,2% en las carnicerías durante julio pasado, mientras que en el año afrontó un aumento de 28%

15deAgostode2016a las11:51

El sector frigorífico enfrenta una fuerte crisis por la retracción de un 8% en el consumo de carne vacuna desde enero pasado tras no convalidar aumentos en las góndolas, hecho que también se suma a la caída en la faena y la exportación.

Así lo señaló la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes (Ciccra), que destacó la caída de un 4,4% anual que registraron los volúmenes de carne bovina exportada desde mediados de 2015, producto del “cambio en las condiciones cambiarias e impositivas”.

Durante julio, los consumidores “no acompañaron” la remarcación de precios que exhibieron las góndolas y las pizarras de las carnicerías, hecho que contrajo la actividad comercial y promovió apenas un ajuste del 0,4%, según expresó Ciccra.

La entidad expresó que el valor promedio de la carne vacuna en el comercio minorista presentó un alza del 46,9% anual.

Debido a que el sector frigorífico es altamente dependiente del mercado interno, el cual absorbe el 92% de su producción, la entidad reconoció que entre enero y julio pasado el consumo por habitante descendió a 55,2 kilos, cifra que exhibe una caída del 7,8% interanual.

Todas estas cuestiones, que se suman a la decisión de los ganaderos de reservarse las vacas para utilizarlas luego como futuras madres, posibilitó que el precio de la hacienda en pie subiera un 5,5% anual, al pagarse un máximo histórico de $24,94 por kilo vivo.

Así fue que los frigoríficos mantuvieron en julio pasado un “bajo nivel de actividad”, tónica negativa que mantiene este sector industrial desde hace diez meses.

Ciccra explicó que la faena mensual ronda los 934 mil vacunos, cifra que es un 1,3% menor a la registrada en junio anterior y un 9,2% más baja que en julio de 2015. Así, el número de animales faenados se consolida como el “más bajo de los últimos 37 años”.

Entre enero y julio pasado, se faenaron un total de 6,6 millones de vacunos, cantidad que se presenta como “baja respecto a la histórica”.

Temas en esta nota

Seguí leyendo