Tamberos cobraron apenas por debajo de sus pares de EE.UU.

Durante junio en equivalente en dólares percibieron US$ 0,29 el litro, contra US$ 0,31 de los productores norteamericanos; impacto de la menor producción por las inundaciones.

Por |
Impacto de la menor producción por las inundaciones.

Impacto de la menor producción por las inundaciones.

30deAgostode2016a las08:50

Los precios pagados a los productores de leche en la Argentina se ubicaron en junio pasado en un escalón apenas por debajo a los que percibieron los tamberos de los Estados Unidos. No obstante, fueron mejor que los valores de los productores de Uruguay y Nueva Zelanda.

Así se desprende de un informe realizado por Juan Manuel Garzón, economista del Ieral, de la Fundación Mediterránea, que consideró en el análisis los valores abonados a los productores en los Estados Unidos, la Argentina, Nueva Zelanda -referencia mundial en el mercado de exportación-, y Uruguay.

En junio pasado, último mes con datos disponibles para los cuatro países para hacer una comparación en dólares, en los Estados Unidos el productor tambero cobró US$ 0,31 por litro. En la Argentina, el valor se ubicó en US$ 0,29 el litro. Mientras tanto, en Uruguay quedó en US$ 0,26 y en Nueva Zelanda en US$ 0,25 el litro.

"La Argentina tiene actualmente un precio levemente más alto que Nueva Zelanda y Uruguay por su mercado interno, que le permite pagar unos centavos más", señaló Garzón a La Nación.

Ni Nueva Zelanda ni Uruguay tienen un mercado interno grande como el argentino, ya que ambos países tienen menos de cinco millones de habitantes contra 44 millones de habitantes de la Argentina.

Por otra parte, mientras Nueva Zelanda exporta más del 90% de su producción y Uruguay lo hace en más de un 70%, la Argentina vende al exterior, según el año, cerca de un 20 por ciento de su leche.

Estados Unidos, el país con el mayor precio entre los mercados evaluados por Garzón, paga habitualmente más que otros productores, tiene un mercado interno consolidado y en materia de exportación se destaca por colocar productos con mayor valor agregado, no solamente con la venta de leche en polvo.

En la Argentina, el precio al tambero se incrementó luego de las inundaciones de abril pasado, que golpearon de lleno en las cuencas lecheras de Santa Fe y Córdoba. En esas dos provincias se produce el 67,1% de la leche a nivel país. Entre abril y junio último hubo una merma en la producción, versus igual período de 2015, de 500 millones de litros de leche.

Con menor oferta de leche para las industrias, aumentaron los precios a los productores. En pesos, en julio pasado se pagó un promedio de $ 4,19 el litro, lo que representó una suba del 45% con respecto a los 2,89 pesos el litro de marzo pasado. Pese a ese incremento, los tamberos afirman que no se pudieron recomponer aun del encarecimiento de costos que sobrevino tras la devaluación, en especial con un insumo clave como el maíz, cuyo precio más que se duplicó.

En este contexto, un grupo de productores de Santa Fe está promoviendo para la semana que viene regalar leche en Plaza de Mayo en señal de protesta. Las entidades gremiales del agro aun no se han pronunciado sobre esa convocatoria.

Si bien el precio de junio en la Argentina en dólares dio mejor que Nueva Zelanda y Uruguay y apenas por debajo de los Estados Unidos, si se observa toda la foto del primer semestre la realidad fue distinta. En este sentido, el precio promedio al tambero en la Argentina para el primer semestre del año quedó abajo de los Estados Unidos y Uruguay y apenas por encima de Nueva Zelanda.

De acuerdo al reporte de Garzón, en los primeros seis meses del año el valor de los Estados Unidos se ubicó en un promedio de US$ 0,32 el litro. En tanto, fue US$ 0,249 el litro en Uruguay, US$ 0,231 en la Argentina y 0,226 en Nueva Zelanda.

Según el economista, para la actividad lechera "la situación es compleja a nivel mundial" y ningún país puede "pagar mucho a sus productores con precios internacionales tan bajos". En la actualidad, la tonelada de leche en polvo ronda los US$ 2700.

Temas en esta nota