Brasil suspende la exportación de las 21 plantas frigoríficas investigadas

Desde el Ministerio de Agricultura de Brasil comentaron que si todos los países interrumpieran la importación de carne brasileña, esto sería un "desastre" para el país.

Por
Principales mercados compradores de Brasil reaccionaron con desconfianza.

Principales mercados compradores de Brasil reaccionaron con desconfianza.

21deMarzode2017a las12:46

El ministro de Agricultura de Brasil, Blairo Maggi. consideró "natural" que los importadores pidan información a Brasil sobre lo ocurrido pero advirtió que si todos los países interrumpieran la importación de carne brasileña, esto sería un "desastre" para el país.

El presidente Michel Temer intentó desde el fin de semana moderar el impacto de la noticia, pero al menos Chile, China, Corea del Sur y la Unión Europea (UE) adoptaron ayer distintos tipos de barreras a la importación de carne brasileña.

Los reflejos de la operación Carne Débil, cuestionada por casi todo el arco político y los productores rurales, esquivaron el intento de generar confianza de Temer, que había invitado a una "churrascaría" a 40 embajadores el domingo para intentar demostrar que la carne brasileña merece seguir en las grandes ligas mundiales.

Brasil es el líder mundial en ventas de carne procesada y de pollo, con exportaciones a 150 países, y la industria de la carne aporta 7,2% al producto bruto interno brasileño. Los frigoríficos JBS y BRF, las dos grandes locomotoras de la exportación brasileña de carnes y que están directamente impactados con las investigaciones, negaron los cargos.

Según una nota publicada por Telam, Temer afirmó que existe un número "diminuto" de frigoríficos involucrados en la supuesta red desbaratada por la Policia Federal la semana pasada.

"Es un número diminuto"

"Para nosotros el agronegocio es importantísimo y no puede ser devaluado por un asunto menor, que debe ser sancionado, claro, pero que no puede comprometer a todo el sistema que creamos en los últimos años, con exportaciones a 150 países de la carne brasileña", dijo Temer.

El mandatario aseguró que Brasil tiene un sistema "rigurosísimo" de inspección sanitaria y afirmó que en el operativo fueron afectadas 21 unidades de producción de alimentos, ante 4.850 plantas de frigoríficos existentes en el país. "Es un número diminuto", subrayó el mandatario al intentar llevar confianza a la platea de empresarios de la cámara binacional.

El presidente de la Asociación de Comercio Exterior de Brasil, José Augusto de Bastro, dijo que la imagen externa de Brasil será afectada y seguramente habrá pedidos de nuevos certificados en "mercados exigentes" como Arabia Saudita, China y Japón.

Por su parte, la industria frigorífica reaccionó con dureza contra la Policía Federal. "Si hay algún problema en la cadena es puntual y es necesario que los posibles delincuentes sean sancionados, pero no se puede generalizar, hay que separar la paja del trigo, se está sufriendo con esta imagen negativa", dijo Antonio Camardelli, de la Asociación Brasileña de Industria Exportadora de Carne (Abiec).

Temas en esta nota

Cargando...