La UE prepara negociación con EE.UU, incluyendo la Cuota 481

Hay rumores de que se ofrecerían unas 30 mil toneladas, de las 45 mil que contempla el régimen, en forma exclusiva para EE.UU., afectando a Uruguay, Australia y la Argentina, entre otros proveedores

Por |
20deAbrilde2018a las15:37

Con el objetivo inmediato de evitar las sobretasas al acero y aluminio que anunció el gobierno de Donald Trump, Europa ha preparado una propuesta que se discutirá próximamente.

Se trata, según lo publicado ayer por el diario brasileño Valor Económico, de una versión simplificada de la Asociación Transatlántica de Comercio e Inversiones (TTIP, en inglés), negociación que Europa abandonó a poco de asumir el actual gobierno en Washington.

Por un lado, persigue quedar exceptuado de los nuevos aranceles mencionados de manera definitiva y está dispuesta a ofrecer mejoras en el acceso de automóviles, autopartes y máquinas industriales de los Estados Unidos. Estas mejoras alcanzan a ciertos productos agrícolas, como se explica más abajo. La UE espera poder acceder al mercado de compras gubernamentales del otro lado del Atlántico.

En la carne

En cuanto a la carne vacuna, la UE está negociando con su socio un cambio en el régimen de la cuota 481 que podría afectar a los demás países proveedores (Uruguay, Australia y la Argentina, entre los principales).

EE.UU. hace tiempo hizo saber que no está dispuesto a continuar con este acuerdo que intentó cerrar la disputa por la prohibición europea para importar carne de animales tratados con hormonas. Para solucionarlo, pretende que buena parte de ese contingente se le asigne directamente a su país, quedando para los demás competidores el resto.

Hay rumores que indican que la UE ofrecería 30 mil toneladas o más, de las 45 mil que contempla el régimen, en forma exclusiva para EE.UU, debiendo repartirse el excedente entre los otros exportadores, que seguirían compitiendo entre sí.

Uruguay se transformó el último año en el principal proveedor de la cuota, con más de 15 mil ton. Australia y Estados Unidos están en un escalón inferior. La Argentina logró colocar más de 7 mil ton, luego de una escalada que arrancó con menos de 1.000 ton en 2014-2015.

Los países perjudicados por este eventual acuerdo pueden recurrir a la OMC, aunque se trata de un trámite que puede demorar hasta resolverse.

La reflexión de Valor Carne es que los Estados Unidos demuestran que no están en condiciones de producir suficiente carne vacuna libre de hormonas en condiciones competitivas. Asignarle una cuota superior a las 15-20 mil ton cumplidas en los últimos años significará que ese país la incumplirá, como hizo sistemáticamente con la cuota Hilton desde 1980.

Por otro lado, representará un daño para los consumidores europeos, que demandan la totalidad de la cuota, cada vez con mayor interés ya que el cupo trimestral se agota en pocas semanas, y para los otros países proveedores, sin ninguna ventaja material para EE.UU.

Se recomienda una acción rápida y concertada entre los tres países que se perjudicarían de este hipotético acuerdo.

Temas en esta nota

Seguí leyendo