Postal de la guerra comercial: barco con soja se encuentra a la deriva en China

Se trata del “Peak Pegasus”, un granelero de 229 metros de eslora y de 43.000 toneladas, propiedad de JP Morgan Asset Management.

Por
Cargamento del "Peak Pegasus" muestra las consecuencias del conflicto en el comercio marítimo.

Cargamento del "Peak Pegasus" muestra las consecuencias del conflicto en el comercio marítimo.

13deAgostode2018a las08:18

Una nave con un cargamento de soja valorado en más de US$20 millones ha estado navegando sin rumbo fijo en el Océano Pacífico durante un mes, producto de la escalada de la guerra comercial entre China y los EE. UU., intensificada, luego que el presidente estadounidense, Donald Trump, diera cuenta de una segunda ronda de aranceles por US$16.000 millones sobre productos chinos, acción que fue respondida por Pekín, informó The Guardian.

El “Peak Pegasus”, un granelero de 229 metros de eslora y de 43.000 toneladas, propiedad de JP Morgan Asset Management, tenía previsto descargar unas 70.000 toneladas de soja estadounidense en el puerto chino de Dalian el 6 de julio, poco después de que Trump impusiera una primera ronda de aranceles sobre bienes chinos por un valor de US$34.000 millones.

Desde ese momento ha estado a la gira, mientras que los propietarios de la carga, Louis Dreyfus, deciden qué hacer.Según The Guardian se estima que la compañía con sede en Ámsterdam está pagando cerca de US$12.500 por día para continuar fletando el buque, que ya sumaría costos adicionales por más de US$400.000.

Especialistas en commodities dijeron que todavía podría tener sentido financiero mantener la carga en el mar, posiblemente durante meses, dado el riesgo de tomar una decisión equivocada sobre qué hacer con ella.

AnuncioEl precio de mercado de la soja estadounidenses se ha desplomado desde que comenzó la guerra comercial, ya que las empresas de China, el mayor importador mundial, buscaron fuentes alternativas. El desembarco en China de la soja de Louis Dreyfus conllevaría un arancel del 25%, lo que agregaría unos US$6 millones de recargo.

"Ellos [los propietarios de la carga] claramente han tenido en cuenta el arancel del 25% para llevar el producto a China y lo cederán a compradores alternativos que piden un descuento masivo potencialmente equivalente al arancel", dijo Michael Magdovitz, analista de Rabobank, quien agregó que "También tendrían que pagar un precio exorbitante para desviar el buque desde China a otro destino".

Brasil en escena De acuerdo a The Guardian, un factor que complica el destino de la soja estadounidense es la incertidumbre sobre el tiempo real que tomará a China optar por la producción brasileña. "El problema para los chinos es que Brasil rápidamente se queda sin soja en esta época del año" señaló Magdovitz, quien agregó que por ello el país sudamericano "no puede ser la única fuente para China".

China aceleró las importaciones antes de que los aranceles entraran en vigor a fin de consolidar su Stock y postergar los cobros de aranceles. Magdovitz aseguró que el “Peak Pegasus”, y el “Star Jennifer” también cargado con soja, han estado esperando en la costa durante una quincena con la esperanza de que China decida subvencionar a los importadores de soja.

Lo anterior podría hacer que las importaciones desde EE. UU. sean nuevamente asequibles, permitiendo la reanudación de un comercio de soja que alcanza los US$12.700 millones al año.Guerra comercial Beijing culpó a Trump por la escalada en la guerra comercial ya que anunció aranceles del 25% sobre otros 333 productos estadounidenses por separado a partir del 23 de agosto. "Esta es una práctica muy poco razonable", dijo el Ministerio de Comercio de China en respuesta a la decisión de Washington de imponer aranceles por US$16.000 millones adicionales a las importaciones.

China adelantó que tomaría represalias con un 25% de aranceles sobre una cantidad equivalente de importaciones estadounidenses, incluido acero, combustible, automóviles y productos médicos.China y Estados Unidos se impusieron mutuamente aranceles sobre US$34.000 millones en junio y la última medida de Trump, subrayó la determinación de Pekín de equiparar las medidas proteccionistasLas acciones en Wall Street se abrieron un poco más bajas debido a los temores de que Trump cumplirá ahora su amenaza de anotar aranceles a otros US$200.000 millones en bienes chinos, afectando la confianza de los inversionistas.

S & P ha expresado su preocupación de que la guerra comercial pudiese extenderse a los servicios porque a China se le agota el listado de productos estadounidenses para cargar más aranceles.Las primeras cifras comerciales chinas desde la imposición de la primera ronda de aranceles estadounidenses a principios de julio mostraban que el crecimiento anual sus exportaciones, valuado en dólares, subían del 11,2% al 12,2%.

Temas en esta nota

Seguí leyendo