Tener hacienda bajo sombra de árboles permite un diferencial de 4,2 kilos por animal

Una experiencia realizada por INTA de la Cuenca del Río Salado, Buenos Aires; arrojó que tener el corral al cuidado del sol mejora el rendimiento. Acacias, álamos y sauces, algunas de las variedades más destacadas.

Por
20deAgostode2019a las11:14

El estrés calórico es uno de los efectos que perjudica el rendimiento de la hacienda en épocas con temperaturas altas. Teniendo en cuenta que se aproxima la época estival, el INTA desarrolló un informe sobre los beneficios de tener el corral bajo sombra, que arrojó resultados positivos con el incremento de 4,2 kilos por animal promedio.

En este sentido, los especialistas señalaron que la fisiología, el comportamiento y la salud del ganado están marcadamente influenciados por el ambiente, pudiendo afectar negativamente los índices productivos como la ganancia diaria de peso, la producción diaria de leche y tasa de preñez. Por este motivo la sombra es uno de los factores más importantes para reducir el impacto.

Desde el INTA comentaron que la sombra puede ser provista mediante estructuras artificiales (mallas plásticas, chapas, enramadas) o mediante la plantación de árboles que pueden ubicarse estratégicamente dentro de los corrales, disponerse en pequeños montes en lotes dedicados al pastoreo, o en forestaciones con manejo silvopastoril en los que se combina la producción de madera y forraje para el ganado.

El informe detalla que la ventaja de la sombra proporcionada por árboles es que no sólo disminuye la radiación, sino que también provoca una disminución de la temperatura del aire por la evaporación a través de las hojas. De esta manera reduce el estrés térmico y aumenta la productividad de los sistemas ganaderos.

Durante 84 días INTA Cuenca Río Salado evaluó el efecto de la sombra de los árboles sobre la ganancia de peso de 420 novillos en la etapa de terminación a corral.El resultado fue un aumento diferencial promedio de 4,2 kg en los animales que se encontraban en el corral con acacias (Robinia pseudoacacia), distribuidas en todo el corral a una distancia de 3 a 5 metros, mostrando que la mejora del bienestar animal en los corrales se traduce en beneficios económicos”, asegura el informe. 

Una disposición espaciada de los árboles, en densidades entre 150 a 300 árboles/ha, permite aumentar la producción de forraje debido al mayor ingreso de radiación solar, e incrementando además el bienestar animal por efecto de la sombra, aseguran desde el INTA. Además señalaron que las cortinas rompevientos, simples o ampliadas, y los  pequeños montes de reparo adyacentes a las pasturas pueden ser alternativas en planteos silvopastoriles.

Temas en esta nota

Seguí leyendo