Menos crédito y atrasos en la devolución de IVA: "La cadena de pagos comienza a sensibilizarse"

Lo advierte la consultora Zorraquin + Meneses, en su apunte mensual para empresas agropecuarias.

Por
Aseguran que "será complejo llegar a la fina".

Aseguran que "será complejo llegar a la fina".

23deOctubrede2019a las07:28

"La cadena de pagos comienza a sensibilizarse", advierten los apuntes para empresas de la consultora Zorraquin + Meneses. Esto tiene que ver con "algunos atrasos en la devolución del IVA por parte del Estado y los bancos anulando algunas líneas crediticias, reticentes a renovar créditos (en dólares) y en general con tasas exorbitantes".

"Sumado a la caída de actores comerciales y a las expectativas económicas que generan las elecciones, generan una combinación que deteriora la cadena de pagos", advierten.

Ver también: El precio de la soja ya descuenta retenciones al 33% para la nueva campaña

En este sentido, "será complejo llegar a la fina, requerirá de mucho trabajo e inteligencia, y quizá el entendimiento entre los distintos actores involucrados en el negocio".

Desde Zorraquin + Meneses consideran que la actual situación generará gran presión de venta a cosecha, "fenómeno que habitualmente se traduce en una quita de precios sobre el disponible, retraso en los cupos y prioridad de descarga para el negocio nuevo sobre el forward realizado".

La consultora se refiere a Grimaldi y BLD al momento de citar la "caída de actores comerciales". Una situación que "dejó muchas cuentas sin pagar en el mercado de granos, agravando problemas de liquidez financiera". Además, esta situación "obligó a los damnificados a ocupar tiempo en pleitos, demandas y en tratar de superar la sensación de estafa, más allá de lo que diga la ley".

Ver también: La postura oficial sobre BLD: "Es difícil regular sin intervenir perjudicialmente"

Distinto es el escenario en la cadena comercial de la carne, donde "no se escuchan ruidos, hay apertura de nuevos frigoríficos y en general están pasando un buen momento de rentabilidad". "En las ventas de terneros o vacas preñadas se toman más recaudos con los consignatarios y se pide en varios casos la entrega de cheques de pago diferido".

"En la cadena de la leche las usinas grandes están cumpliendo con los acuerdos y los plazos de pago. Mientras que las empresas chicas focalizadas en consumo interno están alargando los plazos de pago, lo que genera una primera señal de alarma en el sector", agrega el informe.

En cuanto a las próximas elecciones, Zorraquin + Meneses destaca que "las decisiones en las empresas agropecuarias no se detienen, la biología y la necesidad de sostener competitividad no lo permiten. Va a ser necesaria mucha inteligencia, garra, entusiasmo y serenidad para enfrentar lo que viene, gane quien gane".

Temas en esta nota

Seguí leyendo