Con un diseñador de moda, el INTI busca aumentar la rentabilidad del cuero

Un diseñador de moda, de nivel internacional, intervino en la cadena de producción para agregarle valor y que los ganaderos obtengan una mayor ganancia.

Por
06deEnerode2020a las14:28

El Instituto Nacional de Tecnología Industrial llevó a cabo un programa de capacitaciones para productores, diseñadores, costureros y curtidores, que les transmite la importancia de tener un buen manejo del cuero. La Universidad Nacional de Tucumán y el especialista internacional en diseño de moda en cuero Salvatore Procopio llevaron a cabo jornadas de formación en moldería y marroquinería de cuero caprino.

Desde el INTI señalaron que es el comienzo de un ciclo de capacitaciones en la región, para una actividad de gran potencial dentro la cadena de valor de la producción animal. También resaltaron la importancia que tienen el ganado vacuno, caprino, ovino y camélidos en el norte.

“Si hoy el productor primario vendiera además de la carne, la piel conservada, el incremento de su rentabilidad sería importantísima”, explica Hugo Enciso, jefe del Departamento de Fibras y Pieles Naturales NOA del INTI.

Desde el instituto señalaron que trabajan para transmitir conocimientos que permitan un valor agregado del cuero. A través de la curtiembre y producción de productos altamente competitivos en el mercado nacional e internacional, buscan que el productor genere una mayor rentabilidad. 

El Gabinete de Diseño de Indumentaria y Textil (GDIT) de la FAU-UNT y el INTI organizaron jornadas de capacitación, que estuvieron a cargo del experto mundial en diseños de moda en cuero, Salvatore Procopio. “El experto es un reconocido diseñador que se desempeñó como referente en la materia para la Unión Europea en nuestro país, además de la extensa experiencia en marcas mundiales líderes como Dolce & Gabanna y Nina Ricci, entre otras empresas italianas”, señalaron desde el INTI.

Diseñadores, curtidores y costureros se formaron en moldería y técnicas de alta marroquinería, contemplando las distintas etapas de la manufactura como proceso y tipos de curtido. Además, se les transmitió conocimiento sobre sistemas de corte, tipos de costuras y terminaciones estéticas para la obtención de productos de calidad premium. “Desde el INTI impulsamos el agregado de valor, como principal variable para mejorar la competitividad de nuestros productos argentinos”, aseguró Enciso. 

“Hace algunos años atrás, comenzamos a concientizar mediante un protocolo, la conservación de las pieles, haciendo entender al productor que también son parte de las ganancias y no deben descartarse, como venía ocurriendo”, comentó Mario Fiori, integrante del Departamento de Fibras y Pieles Naturales.  Además, resaltó la importancia de la capacitación de los actores de la región, y aseguró que “en el norte argentino existe un gran potencial para seguir desarrollando la marroquinería fina”.

Temas en esta nota

Seguí leyendo