Respuesta de un agrónomo a Cabandié por la emisión de gases de la ganadería

El ministro de Ambiente acusó a la ganadería de ser uno de los principales sectores emisores de gases de efecto invernadero.

Por
Respuesta de un agrónomo a Cabandié por la emisión de gases de la ganadería
11deMayode2020a las08:54

José Jáuregui es Ingeniero Agrónomo, emprendedor Agtech y está en la parte de Desarrollo de Productos en Gentos.

Cuando vio las declaraciones del ministro de Ambiente de la Nación, Juan Cabandié, apuntando al sector agropecuario se indignó y no dudó en responder.

Emisiones del ganado

"Sin ser experto en el tema, invito a que pensemos juntos", destacó en su cuenta de Twitter y compartió una serie de datos para desmitificar el impacto de las emisiones del ganado.

En primer lugar mostró cómo las emisiones aumentan después de revolución industrial: "Se comienza a quemar cantidades enormes de Carbón, aumentando CO2 en la atmosfera".

Luego vino petróleo: "Ese fue un incremento neto de CO2 que estaba almacenado en profundidad y pasó a la atmósfera. Quemamos lo que el planeta había acumulado en millones de años en 200 años".  Jáuregui compartió los datos de últimos 40 años CO2 y CH4 (en CO2 equivalente).

 

Entonces se preguntó, ¿qué pasa con la ganadería?

"La vaca en un sistema extensivo come mayormente pasto. Ese pasto se produjo a partir de la fijación de CO2 del aire que se transformó en azúcares. La vaca transforma parte de esos azúcares en CH4 y los elimina por gases. No hay incremento en el CO2 en ese caso", consideró.

Ver también: El COVID-19 demostraría que la ganadería no tiene la culpa del calentamiento global

"Las vacas no generan espontáneamente CH4, sino que ese gas es producto de su fermentación ruminal que se produce por el consumo de biomasa. Biomasa que se generó a partir del CO2 del aire", agregó y explicó que sí puede generar emisión neta el cambio de uso de tierra (deforestación por ejemplo).

"Hay zonas amplias que han sido deforestadas para incorporar ganadería. Pero ese CO2 desprendido a partir de la destrucción de la biomasa de selvas y bosques se capturó en los últimos 80-100 años. En ese caso liberamos a la atmósfera en pocos años mucho CO2 capturado en biomasa".

Argentina mantiene amplias superficies bajo pastoreo directo y con pasturas: "Estas pasturas capturan una gran cantidad de C, generalmente superior a la cantidad de C que capturan los cultivos anuales".

El hecho es que "en el Mercosur las tierras de pastoreo generan un superávit de C que podría no solo compensar las emisiones rurales sino también las no-rurales parcial o totalmente".

"Para discutir hay que hacerlo con datos", le recomendó Jáuregui a Cabandié.

Temas en esta nota

Seguí leyendo