Basterra se refirió al megaproyecto de cerdos chinos y destacó que no debe ser a cualquier costo

El ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca destacó la necesidad de convertir grano en proteínas. Por su parte, hay provincias que ya piensan alternativas para captar la inversión.

Por
Basterra se refirió al megaproyecto de cerdos chinos y destacó que no debe ser a cualquier costo
29deJuliode2020a las11:58

El megaproyecto chino de instalar granjas porcinas trajo discusión en el sector agropecuario. Además de cuestionamientos por parte de sectores ambientalistas, los propios productores locales piden leer la letra chica antes de avanzar.

Desde Cancillería señalaron que el memorándum de entendimiento con el gigante asiático está escrito. Restan detalles y firmar para luego sentarse a charlar del megaproyecto.

Por su parte, el ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca Luis Basterra se refirió a la inversión china. “Para nosotros es un objetivo transformar granos en proteínas, pero no a cualquier costo”, señaló el funcionario en una entrevista con Clarín.

El propio ministro explicó que esta posibilidad de la inversión llega ante la caída de la producción porcina de China y el aumento de la capacidad del poder adquisitivo de esa población. En este sentido, anticipó que el país ya venía trabajando en la opción de generar una oferta de carne de cerdo altamente procesada.

Cuando se dio a conocer la noticia de las inversiones, los productores señalaron que debían leer bien el proyecto. “Hemos recibido la inquietud por parte de los productores de cerdo de Argentina respecto a la eventual sobre oferta que pueda representar la radicación en esta escala de granjas y plantean como propuesta es que toda esa producción tenga como destino exclusivo el mercado chino”, explicó Basterra en la entrevista.

Ver también: El sector porcino responde a las críticas ambientales y pone condiciones para la inversión de China

La producción local pide que las nuevas cabezas que se sumen producto de este proyecto vayan destinadas directamente a China. Además, solicitaron que tenga la posibilidad de almacenar 4 meses la producción en un eventual cierre del mercado chino.  

Ante este pedido, Basterra explicó que le parece razonable. “El segundo punto -detalló- es que Argentina sostiene el mejor estándar sanitario del mundo en producción de cerdos, estamos libres de la mayor parte de las enfermedades de porcinos. Y queremos preservar ese estatus, para nosotros es imprescindible”.

El ministro dejó en claro que la cuestión ambiental y social, tienen el mismo peso que la económica. 

Provincias

Por su parte, hay provincias que ya piensan en alternativas ante esta inversión. Santa Fe es una de ellas y busca que la llegada de estos capitales cumpla con los cuidados ambientales, las medidas de bioseguridad y el bienestar animal.

En el marco del Consejo Federal de Inversiones (CFI), Santa Fe, Córdoba y Entre Ríos abordaron el megaproyecto. Los representantes de las provincias ven en la inversión una oportunidad para el arraigo y el empleo.

El secretario de Agroalimentos de Santa Fe, Jorge Torelli, sostuvo: “Lo más importante es que estaríamos avanzando en el agregado de valor, transformando en carne los granos producidos en Santa Fe. Las unidades productivas serían alrededor de 12.500 madres y no habría afectaciones del mercado interno porque todo lo producido será para exportación”. 

Desde el CFI sostienen que la inversión fue planteada con ese formato. Además, señalaron que las empresas aplicarían las normas de bienestar animal y ambiental

Ver también: Cerdo: instituciones académicas y científicas plantean 5 interrogantes detrás de la iniciativa de China

“Las granjas tendrán una terminación de todos sus efluentes en la generación de biogás y la autosuficiencia energética. También se exigirán estrictas normas de bioseguridad tal como se hace en otros emplazamientos productivos de la provincia similares en cuanto a concentración de animales”, señaló el secretario.

Se destacó la oferta de cereal, personal capacitado, la industria frigorífica y vías férreas como un escenario óptimo para el proyecto. “Lo importante es no afectar el mercado interno y lograr un mayor ingreso de divisas con la exportación de carne de cerdo a China”, concluyó Torelli.

Temas en esta nota

Seguí leyendo