Conflicto en una planta de Sancor: qué hay detrás de la medida de fuerza

Si bien los salarios se están recomponiendo, algunos de los trabajadores de la planta insistían con una medida de fuerza que podría determinar "jornadas libres" para todos.

Por |
Conflicto en una planta de Sancor: qué hay detrás de la medida de fuerza
06deEnerode2021a las08:40

El inicio del año para la lechería argentina estuvo marcado por un aumento en las retenciones a las exportaciones con destino al Mercosur, a partir del día primero de enero. En el ámbito internacional los precios internacionales del Global Dairy Trade treparon 3,9 por ciento en promedio, con números excelentes en todos los productos y con la leche entera en polvo como la de menor alza, con 3,1 por ciento, llegando a 3.306 dólares por tonelada.

Sin embargo, esta semana inicial de enero inscribe un nuevo conflicto en el espectro SanCor, en la planta de Balnearia.

Un grupo de trabajadores de la cooperativa láctea está intentando llevar a cabo un reclamo que tiene más vínculo con lo sindical que con lo laboral. 

En la noche del lunes se llevó a cabo una asamblea en la que participaron trabajadores de las plantas de Balnearia y Devoto, e incluso algunos representantes del gremio de Atilra de Las Varillas.

Teniendo en cuenta que desde fines del año pasado reciente se vienen recomponiendo las circunstancias salariales de los trabajadores de la cooperativa, que habían arrancado con problemas en los pagos en el año 2017, existe una división de intereses entre los propios trabajadores que ven que Sancor comienza a cumplir con los plazos y los montos en los que se comprometen los pagos y que esto no ameritaría una medida de fuerza como la que se pretende. 

Además de los acuerdos salariales paritarios, la cooperativa intenta ajustar algunos puntos más en el pago a los trabajadores. 

Con la negativa de los representantes de Devoto a sumarse a una medida de fuerza más extrema, siguiendo lo que viene siendo un quite de colaboración más importante del que venían llevando a cabo y de esta manera, el martes se desarrolló un encuentro en el Ministerio de Trabajo de la Nación a partir del cual este día miércoles se podría definir una conciliación obligatoria para el caso. 

De todas maneras, esta planta que tiene una capacidad para procesar 300 mil litros diarios y que elabora especialidades, como los quesos de pasta dura o semidura, podría tener que encuadrarse en el formato de jornada libre, tal como lo dispone el convenio colectivo de trabajo. 

De esta manera, al no tener la planta laboral disponible para trabajar por completo, tal como lo requiere hoy la Cooperativa en este tipo de producción, se tendría que dejar de recibir materia prima, vaciar las bateas y comenzar a descontar el 75 por ciento de los salarios, sin cargas sociales. Esto mismo se está haciendo en la planta de San Guillermo, ya que sobre estos productos en particular el mercado está saturado y la demanda no es suficiente para generar una movilización de stock.

SanCor hoy sostiene los 750 mil litros diarios que se están procesando actualmente. 

Es remarcable que para el final de 2020 Sancor esperaba tener una perspectiva mucho más clara de lo que podría ser la ampliación de su capital de trabajo y la captación de mucho más volumen de leche cruda, sin embargo, la situación económica del país y la caída del consumo, ha hecho que los planes en este sentido se encuentran pausa, no por circunstancias vinculadas de manera directa a la Cooperativa, sino por el encuadre de la situación general en la pandemia, desde el planteo que está sucediendo a nivel político económico en nuestro país.

Temas en esta nota

Seguí leyendo