La captura de carbono en pastizales se presenta como una gestión responsable de la actividad ganadera

El INTA brindó información sobre el forraje natural y cómo conjugar producción con servicios ecosistémicos.

Por
La captura de carbono en pastizales se presenta como una gestión responsable de la actividad ganadera
27deEnerode2021a las06:44

La producción ganadera se está volviendo un mercado donde el consumidor está informado y demanda productos de calidad y sustentables. En este sentido, el INTA trabaja en el desarrollo de una gestión responsable de la actividad.

En la búsqueda, trata de alcanzar una producción de animales con la provisión de servicios ecosistémicos. Según un relevamiento del INTA, los pastizales naturales son el 29 % de la superficie terrestre. 

“Estos ecosistemas son fuente de forraje para el ganado, ya que aportan el 75 % del forraje para animales domésticos y el 99 % para animales silvestres. Además, intervienen en la protección de cuencas hídricas y la conservación de los suelos, son hábitat para la fauna silvestre, son una fuente de combustible y madera, constituyen una reserva de material genético y son un recurso recreativo y cultural para el ser humano”, señalaron desde el INTA.

Para compatibilizar esos ejes, el INTA planteó el secuestro de carbono en pastizales naturales. En este sentido, Juan Gaitán, investigador del Instituto de Suelos del INTA Castelar y explicó que en la Argentina un aumento de un 1 % anual del carbono almacenado en las tierras de pastoreo compensaría el 75 % de las emisiones de gases de efecto invernadero del país.

Ver también: Pastores del norte de Chile afirman que una criatura extraña azota su ganado

Gaitán explicó que la captura de carbono se vuelve compleja en lugares áridos por las escasas lluvias. “La aridez y el sobrepastoreo tienen un efecto convergente negativo sobre la funcionalidad del suelo”, señaló el especialista.

Por su parte, Gaitán argumentó que los pastizales pampeanos y patagónicos tienen stocks estables de carbono en el suelo, es decir que por el momento no secuestran carbono adicional”. En este sentido, el especialista planteó que el manejo del pastoreo debería permitir mantener e incrementar la cobertura de pastos palatables y la riqueza de las especies, lo que contribuirá a mitigar los impactos negativos del cambio climático.

Al mismo tiempo propuso avanzar en una red de monitoreo. “Es necesario realizar un seguimiento del estado de salud de nuestros ecosistemas y desarrollar una red de monitoreo, no solo de pastizales, sino también de bosques y tierras agropecuarias, donde periódicamente y a largo plazo, podamos medir indicadores relacionados al estado de salud de los ecosistemas con protocolos estandarizados”, concluyó.

Temas en esta nota

Seguí leyendo