Clausuran un establecimiento y una carnicería por alimentar cerdos con restos de animales muertos

El hecho ocurrió en la localidad de Sarmiento, Córdoba. Durante el procedimiento se interdictaron 44 porcinos.

Por
Clausuran un establecimiento y una carnicería por alimentar cerdos con restos de animales muertos
18deFebrerode2021a las06:50

Un grave hecho ocurrió en la localidad de Sarmiento, Córdoba cuando se detectó un establecimiento que realizaba faena clandestina. A raíz del procedimiento, se procedió a clausurar un establecimiento rural y una carnicería. 

Desde el Ministerio de Agricultura y Ganadería de Córdoba fueron alertados de esta situación y enviaron inspectores al lugar denunciado. Al llegar el personal de control, constató la existencia de instalaciones para faena.

Ver también: Triquinosis: la importancia de analizar la carne antes de su consumo

El allanamiento identificó instalaciones destinadas para el encierre y la matanza de animales vacunos y porcinos. Además, se verificó la presencia de 44 porcinos que se alimentaban con restos de la faena existente.

Desde el ministerio señalaron que los inspectores detectaron gran cantidad de cabezas bovinas y restos amontonados en un avanzado estado de descomposición. Al mismo tiempo, los inspectores pudieron establecer que los animales eran ingresados con destino a faena para su posterior comercialización en carnicerías de las localidades cercanas.

También se llevó a cabo el secuestro de un tráiler de doble eje, el cual no pertenecía a ninguno de los responsables presentes, además de elementos utilizados para la faena (aparejos de soga, balanza, hacha, ganchos de hierro y cadenas).

El Senasa tomó intervención y determinó la faena controlada de los porcinos encontrados. “Los animales quedaron interdictados hasta tanto se disponga dicha acción”, señalaron las autoridades

Las autoridades sanitarias también sancionaron a las bocas de expendio. Una de ellas era del propietario del establecimiento y fue clausurada tras la inspección.

En este allanamiento se constató que el local tenía venta al público de carne proveniente de la faena clandestina. Por otra parte, resulta importante resaltar que el consumo de este tipo de carne implica un riesgo sanitario importante para la salud de las personas, ya que el proceso escapa a todos los controles sanitarios que sí se llevan a cabo en los frigoríficos habilitados.

Temas en esta nota

Seguí leyendo