Ilolay selló la reestructuración de su deuda

El pasivo que asciende a 1.300 millones de pesos logró una exitosa negociación con entidades bancarias después de seis meses.

Por |
Ilolay selló la reestructuración de su deuda
15deMarzode2021a las17:14

El inicio de este 2021 tiene para el sector lechero una significancia particular, partiendo de los incrementos en los precios internacionales, las cifras de producción y consumo que no pueden despegar de los márgenes que se marcan desde hace dos décadas, los precios a los productores que corren muy por detrás de los costos; y también de una demanda muy económica y segmentada que tiene consecuencias negativas en las industrias

No sólo para las más grandes son estos tiempos los complejos en cuanto a balances, sino que también las pymes atraviesan el final de un primer trimestre del año donde la incertidumbre es la constante. 

En los últimos días se conoció el final de una negociación que demandó más de seis meses para la empresa Sucesores de Alfredo Williner. Luego de definiciones que generaran movimientos e inversiones durante los años 2017 y 2018, incluyendo el cierre de la planta de Suardi y el traslado de trabajadores y líneas de producción que se concentran en El Trébol, Arrufó y principalmente en Bella Italia, en el corazón de la cuenca lechera.  

En un trabajo que se planteó para mejorar la productividad y competitividad, la inversión que en ese momento se anunciaba en torno a los 20 millones de dólares, se combinó con variables nacionales que hicieron que la empresa afronte un pasivo financiero que no afectó el empleo, el funcionamiento, ni la provisión de productos al mercado interno. 

Es remarcable que los lácteos Ilolay están entre las cinco marcas más demandadas por los consumidores nacionales y sigue consolidándose con su línea amplia y tradicional de productos. 

De acuerdo a lo que pudo conocer Agrofy News a través de un texto formal de la firma, la negociación con diversas entidades bancarias fue exitosa y el trabajo de la empresa se seguirá dando de manera constante en la medida que el propio mercado siga avanzando. 

Comunicado oficial

Sucesores de Alfredo Williner, alcanzó un acuerdo con las entidades bancarias para reestructurar su pasivo financiero de 1.300 de pesos. El proceso previo a dicho acuerdo demandó 6 meses de negociaciones en los que Ilolay con esfuerzo pudo sostener el cumplimiento de sus obligaciones y la normal operación de la actividad. 

Los motivos que produjeron esta situación se remontan a 2017 y 2018, periodo en que la empresa realizó una serie de importantes inversiones con el fin de mejorar la productividad y eficiencia. Pero al ritmo de las tasas de interés y las devaluaciones el costo financiero creció, produciendo un rápido incremento del endeudamiento, que si bien no era relevante, fue necesario atender. 

Sumado a ello, el mercado comenzó a deteriorarse y se redujo la demanda de productos lácteos. Luego la pandemia causada por el covid-19 género costos extra resintiendo aún más la rentabilidad de la compañía.  

En estos momentos, habiendo superado con éxito la instancia de reestructuración de deuda, Ilolay se encuentra trabajando en planes de negocio acordes a la realidad actual, con expectativas de crecimiento y la mirada puesta en la sustentabilidad.

Temas en esta nota