Corral virtual: así funciona el dispositivo para manejar el rodeo desde casa

Una agtech de Córdoba apuesta al IoT en la ganadería intensiva para transformarla en “inteligente”

Por |
Corral virtual: así funciona el dispositivo para manejar el rodeo desde casa
29deAbrilde2021a las10:43

“Bastó” significa “bastón” en catalán, una herramienta que utilizaban los antiguos pastores para dirigir u ordenar la hacienda, marcarla y hasta defenderla de los depredadores. Y así es como bautizó un grupo de especialistas en comportamiento animal al dispositivo digital que permite controlar la hacienda desde la pantalla de un móvil, una tablet o a través de la web. Una herramienta que facilita las tareas del productor ganadero, ya que brinda información relevante de los animales y el potrero.

El desarrollo genera “corrales virtuales” y dinámicos a través de un dispositivo (Collar o Caravana) que se coloca en el animal y emite estímulos inocuos, arreándolos y conteniéndolos en un sector del potrero predeterminado por el usuario. 

El dispositivo está conectado a una estación base que envía los datos a la nube y permite crear un sinnúmero de cercas sin necesidad de alambrar o disponer contenciones físicas, cuidando la integridad de los animales.

De esta manera, el productor puede manejar el rodeo a la distancia conociendo en tiempo real la ubicación de los animales, los sectores donde pasan mayor tiempo pastando, su estado de salud, peso, promedio de engorde y toda información que permita realizar la trazabilidad de la hacienda.

“La ganadería tradicional se basa en mantener durante mucho tiempo la ocupación en los potreros y se hace de manera selectiva y continua, lo que a su vez termina degradando los suelos. La idea de Bastó surgió por la necesidad de hacer una rotación estratégica de ganado a través de potreros más pequeños y eso significa tiempo, dinero y personal que año tras año se vuelve más difícil encontrar”, aseguró Martín Tosco, CEO de Bastó, la startup cordobesa que participa del Hub de Innovación de la provincia y recibió una coinversión de 2 millones de pesos del Fondo de Coinversión para Emprendimientos Agtech con participación del sector privado.

Pastoreo inteligente

El sistema triangula tres tipos de tecnologías: sistema Lora, Bluetooth y GNSS y se enfoca en brindar una plataforma que permita la eficiencia en el uso de pasturas y geolocalizar al animal en el lote deseado. 

“El usuario puede dividir a los animales en categorías. Por ejemplo, las vacas de cría en etapas de postparto necesitan aumentar de peso junto con su ternero. Apostamos con “Bastó” al ganado inteligente, queremos ser una herramienta que ayude al productor basado en el comportamiento de los animales y que ellos mismos nos puedan transmitir sus necesidades”, comentó Tosco.

La información proporcionada por los sensores puede ser muy amplia y determinada por el productor. Los datos pueden arrojar el estado de salud del animal, evaluar si la ganancia de peso es necesaria, analizar el comportamiento del pastoreo o qué área es la de mayor pastoreo para de esa manera proveer con mejores pastos al potrero.

El collar, que está en fase de aprobación de MVP (Minimum Valuable Product), está diseñado para ganado bovino pero evalúan llegar a otro tipo de rumiantes, como por ejemplo las ovejas, que requieren pastoreo intensivo.

"El desarrollo lo venimos haciendo desde 2019, donde hemos logrado validar el concepto de cerca virtual, a través de estimulaciones sonoras y correcciones estáticas que permitan redireccionar a los animales. Hacia fines de abril ya vamos a tener nuestro primer MVP, que nos va a permitir monitorear. El paso siguiente es hacer una preventa de dispositivos de monitoreo y armar una futura ronda de inversión", anticipa el CEO de la startup.

Tosco está acompañado en esta idea por Virgina Gonella, COO y Encargada de Operaciones. La startup también firmó un acuerdo de cooperación tecnológica con la Universidad Nacional de Rosario y cuentan con un partner tecnológico. 

Además, completan el equipo un grupo de advisors y asesores en marketing, productores ganaderos, inversores ángeles y socios que allanan el camino hacia oportunidades de incubación y expansión. 

Los desafíos y oportunidades de la ganadería en el IoT

“Bastó” fue financiada por un fondo de coinversión con participación de privados a través del Hub de Innovación de la provincia de Córdoba.

“Ha sido un momento bisagra, ya que tras ese periodo de incubación, en el año siguiente en plena pandemia comenzamos a hacer una capacitación a través del Founder Institute. Accedimos a una aceleración y a llevar el producto a un MVP. Al final de ese periodo, logramos destacarnos dentro del ecosistema de Córdoba y armamos nuestra primera ronda de inversión para la generación de dispositivos”, confesó entusiasmado el experto.

El slogan de la startup reza “ganado inteligente” y hacia ese horizonte se dirigen con la creencia de que hay más oportunidades de base tecnológica para el sector ganadero.

“La ganadería ha estado tan atrasada en la inversión de tecnología si comparamos la producción de carne con la de los tambos. Ha sido una situación coyuntural,  política y económica, porque los números han sido poco rentables. Y con la aparición de los feed lot, tratar de ganar tiempo en engorde y la pandemia, se aceleraron cuestiones como que el productor se de cuenta del factor aislamiento y la problemática de productores que no podían ingresar a sus campos”, expresó respecto de la crisis del transporte de alimentos y la pérdida de ganado por falta de atención en algunas provincias que impedían la circulación de los trabajadores.

“Hoy apuntar a que podamos monitorear animales, aportar trazabilidad y producir pensando en los mercados extranjeros que aumentaron sus exigencias respecto de cómo viene el animal y que comió, te lleva a mirar la ganadería con muy buenos ojos porque hoy son los mercados extranjeros y mañana va a ser el mercado interno también”, reflexionó Tosco.

“Hay mucho por hacer a través del IoT, no solamente monitoreo sino estado de los bebederos, si hay puertas abiertas, si el boyero está trabajando o si hay empleados en la finca”.

Respecto de los desafíos que tiene la startup por delante comentan que ansían terminar con la etapa de incorporación de un equipo de I+D propio y comenzar con las segunda ronda de inversión en el primer semestre de este año.

“Probablemente esto va a estar determinado por un follow up y follow on, como una gran apuesta y podamos acceder a fondos de inversión regionales. El futuro próximo es terminar de validar el desarrollo de nuestro dispositivo en Argentina y salir a la región y países limítrofes muy importantes como Brasil, Paraguay, Bolivia y Uruguay”, explicó Tosco. 

Temas en esta nota