El duro informe de empresas exportadoras tras la estatización de la hidrovía

"Hace 25 años la gestión está en manos de empresas privadas y en ese período no hubo un solo contratiempo en la operatoria", señalan

Por
El duro informe de empresas exportadoras tras la estatización de la hidrovía
14deJuliode2021a las16:27

CIARA (Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina) y CEC (Centro Exportador de Cereales) advierten que la estatización de la hidrovía "es un error conceptual sobre cuál es el verdadero rol del Estado en el contralor de las actividades comerciales, de carácter privadas".

Estatización hidrovía Paraná-Paraguay

"El Estado no lo podría administrar en forma eficiente pues este tipo de actividades necesitan de decisiones diarias, rápidas y de nivel ejecutivo. Justamente atributo que el Estado argentino no tiene. La hidrovía es un sistema operativo privado que funciona a través del pago de una tarifa por parte de usuarios para que un proveedor de dragado, balizamiento y mantenimiento haga las obras, a tal efecto", añaden las empresas exportadoras.

En este sentido, advierten que cualquier demora en los pagos derivará en que la empresa de dragado frene su actividad e impacte en la eficiencia del sistema. Además, si se incrementara el valor de la tarifa, disminuirían los valores de los productos exportados por la Argentina, perdiendo competitividad internacional y mercados.

Argentina tiene 33 puertos de granos, cinco de ellos son ex-Junta Nacional de Granos en concesión y 28 nuevos puertos:

  • 25 están río arriba (16 con plantas de molienda y / o biodiesel)
  • 8 en puertos del sur (2 con plantas de molienda)

A ello se suman terminales de contenedores, automóviles, combustibles, cargas químicas que completan una inversión privada total estimada en más de US$ 15 mil millones que genera un impacto determinante en la logística.

El conjunto de puertos establece la mejor infraestructura portuaria en origen de granos, de clase mundial.

CIARA-CEC repasa que el calado de los puertos río arriba pasó de 25 a 34 pies (se espera que llegue a 40 pies en un futuro próximo). El calado de los puertos del sur de 38 a 45 pies en 25 años.

Cabe destacar que los flujos de exportación de granos y subproductos en estos puertos superan los US$ 30 mil millones al año y hay expectativa de aumentar los flujos agroindustriales de 100 miillones de toneladas a 150 millones.

¿Por qué es importante la hidrovía? Las empresas del sector operan cargas por 102 millones de toneladas, que es el 23% del movimiento total anual de cargas de Argentina estimado en 450 millones, entre todos los modos de transporte (Camión, FFCC, Aéreo, Fluvial)

La hidrovía moviliza el 82% de los despachos de exportación argentinos de granos, harinas y aceites de Argentina (60 millones de toneladas sobre 73 millones) y el 90% del movimiento de cargas contenedores de Argentina (Bs.As., Rosario y Zárate). Por esta vía ingresan el 60% de los buques metaneros que llegan con GNL en adquisiciones que realiza ENARSA (41 buques sobre 68).

Desde la concesión a Jan de Nul (hace 25 años), las exportaciones crecieron 5 veces y los costos portuarios se redujeron 70%, mientras que los fletes de barcazas bajaron 50%. En total, operan desde el Gran Rosario al Océano casi 4.500 buques en el año y el movimiento de pasajeros es cercano a las 330.000 personas.

Las empresas destacan que la hidrovía necesita mejorar su infraestructura con mayor profundidad, mejorar la escasez de radas y la insuficiencia de anchos de eslora. También piden mejorar el tramo Santa Fe al Norte y aumentar sitios de fondeo.

También remarcan la necesidad de mejorar la productividad con nuevas zonas de cruces y maniobras.

Respecto a la autoridad Nacional de Control de las obras de la concesión señalan que es "urgente y prioritario" avanzar en una tarifa acorde con las obras, la cual podría bajar hasta un 20%.

También piden una licitación internacional transparente en los procedimientos, que promueva la concurrencia y competencia entre interesados idóneos, con capacidades demostradas y recursos para afrontar las obras y mantenimiento, igualdad de tratamiento, y difusión publica de todas las actuaciones.

Bajo este marco, concluyen que la hidrovía debe seguir siendo gestionada y operada por el sector privado: "Hace 25 años la gestión está en manos de empresas privadas y en ese período no hubo un solo contratiempo en la operatoria. Este tipo de actividades necesitan de decisiones diarias rápidas y de alto nivel ejecutivo. Lo que el Estado argentino no tiene". "La hidrovía es un sistema operativo privado que funciona a través del pago de una tarifa por parte de usuarios para que un proveedor de dragado, balizamiento y mantenimiento haga obras. Cualquier demora en los pagos a la empresa de dragado frena sus actividades e impacta en la eficiencia del sistema. Incrementa el valor de la tarifa, que se traduce en menores valores de nuestros productos exportados y mayor costo de los importados".

Ver también: "Argentina es mi segunda patria": el geólogo a cargo del dragado de la hidrovía recibió un importante reconocimiento

Temas en esta nota

Cargando...