"Se cayó el cielo": las fuertes imágenes de las inundaciones en las granjas de China

Se teme por los brotes de peste porcina africana; estiman que muerieron más de un millón de animales por las inundaciones fatales en China

Por
27deJuliode2021a las11:15

La asociación de cría de animales de China instó a las empresas el martes a donar grandes volúmenes de desinfectantes para la zona afectada por las inundaciones en la provincia central de Henan, donde murieron miles de cabezas de ganado.

Inundaciones en China: impacto sobre la ganadería

La Asociación de Agricultura Animal semioficial de China advirtió que los cadáveres en descomposición de los animales muertos fácilmente producen patógenos y que el material de desinfección es insuficiente. El mayor impacto de las inundaciones en China se ve en las granjas de la zona de Tangyin.

Ver también: Un mundo que se calienta: cómo impacta el cambio climático

Reuters agrega que la Asociación busca además donaciones de otros materiales de prevención de enfermedades, como medicamentos veterinarios, vacunas y equipos de protección, en nombre de las autoridades gubernamentales locales.

Las fuertes lluvias de la semana pasada provocaron las peores inundaciones repentinas de la provincia en siglos, matando al menos a 71 personas. Más de un millón de animales murieron y 1.678 grandes explotaciones ganaderas se vieron afectadas, dijeron medios oficiales.

"Se necesitan grandes cantidades de desinfectantes", dijo un gerente de un productor de cerdos que tiene granjas en Henan. La mayor preocupación de la industria era la posibilidad de que se propagaran enfermedades, dijo el gerente a Reuters, quien se negó a ser identificado porque no estaba autorizado a hablar con los medios de comunicación. Las inundaciones han afectado tanto a las granjas pequeñas como a las corporativas, agregó.

El desastre se produjo cuando China lucha contra la peste porcina africana, que diezmó su hato de cerdos desde que se detectó por primera vez en 2018.

Ver también: Riesgo bajista por menor demanda de soja de China

Las fuertes lluvias e inundaciones, a las que se atribuyó la aparición de nuevos brotes de la enfermedad el año pasado, amenazaron con frustrar los esfuerzos de los últimos dos años para reconstruir el stock de cerdos.

En la medida para evitar la enfermedad, las autoridades de Tangyin sacrificaron más de 210.000 cabezas de ganado, incluidos 3.956 cerdos, después de que las inundaciones mataran a 380.242 animales en la región, dijo la asociación de cría en su aviso en el sitio web.

Tangyin produjo 309,000 cerdos a fines del año pasado, dijo el gobierno local en su sitio web, mientras que Henan, con 43,11 millones producidos en 2020, se ubica como el tercer productor más grande del país.

La semana pasada, el Ministerio de Agricultura aconsejó a los funcionarios del gobierno local sobre las medidas para prevenir las enfermedades animales después de las inundaciones, incluida la eliminación de los cadáveres y la desinfección.

Historias detrás de la inundación en China

Un granjero chino Cheng vadea el agua que le llega hasta las rodillas, tirando de los cerdos muertos detrás de él uno por uno con una cuerda atada alrededor de sus tobillos mientras alinea los cadáveres hinchados para su eliminación.

Un artículo de Reuters consigna que más de 100 de los cerdos de Cheng se ahogaron en las inundaciones que paralizaron la provincia central de Henan en China la semana pasada, y las perspectivas para los que quedan con vida son sombrías.

"Estoy esperando que baje el nivel del agua para ver qué hacer con los cerdos restantes", dijo el granjero de 47 años de la aldea de Wangfan, a unos 90 kilómetros (55 millas) al norte de la capital provincial Zhengzhou. "Llevan unos días en el agua y no pueden comer nada. No creo que quede ni un solo cerdo".

La granja de Cheng es una de las miles en Henan, famosa por la agricultura y la producción de carne de cerdo en particular. La provincia fue golpeada por fuertes lluvias la semana pasada que provocaron las peores inundaciones repentinas en siglos, sorprendiendo a muchos.

"En un instante, ahora no tenemos forma de sobrevivir. No tenemos otras habilidades. No tenemos más dinero para criar cerdos nuevamente", dijo Cheng, quien ha criado cerdos toda su vida, a Reuters en su granja el domingo.

"Esto es como si el cielo se hubiera caído"

Al otro lado del pueblo, donde la mayoría de los otros 3.000 residentes también crían cerdos o pollos o cultivan cereales, la gente estaba limpiando los escombros que dejaron las aguas que se alejaban.

Algunos sacaron carretillas y jaulas de pollos sin vida. Los cerdos muertos yacían hinchados en el agua, atados a los árboles para evitar que se alejaran flotando. Partes del pueblo olían fuertemente a barro y cadáveres en descomposición.

Al menos 200.000 pollos y hasta 6.000 cerdos se perdieron en la inundación, la mitad del rebaño de la aldea, dijeron los agricultores a Reuters. En todo Henan, las lluvias han inundado 1.678 granjas de mayor escala, matando a más de un millón de animales.

Aunque la producción porcina china se ha vuelto cada vez más intensiva en los últimos años, millones de pequeños agricultores todavía juegan un papel importante en la producción de la carne favorita del país.

"El problema de la enfermedad es mucho más grave que las pérdidas directas", dijo Pan Chenjun, analista senior de Rabobank. El virus de la peste porcina vive unos 10 días en las heces y el agua de los cerdos, y puede sobrevivir hasta 100 días en las fosas de estiércol.

"Lo que sea que haya en los pozos de estiércol será lavado y esparcido", dijo Wayne Johnson, veterinario y consultor de Enable Ag-Tech Consulting, con sede en Beijing.

La semana pasada, el Ministerio de Agricultura y Asuntos Rurales emitió directrices para los gobiernos locales sobre cómo prevenir las enfermedades animales después de las inundaciones, incluidas medidas sobre la eliminación de cadáveres y la desinfección de granjas. Sin embargo, por ahora, los agricultores de Wangfan ni siquiera están seguros de volver a la agricultura.

"Después de hacer esto durante tantos años, en un instante, todo se fue", dijo Zhang Guangsi, de 53 años, quien perdió aproximadamente la mitad de su rebaño. "Ya no tengo ganas de criar cerdos".

Temas en esta nota

Cargando...