Inflación: la administración de Biden apunta contra cuatro gigantes por el precio de la carne

"Cuatro grandes conglomerados controlan de manera abrumadora las cadenas de suministro de carne", apunta un documento oficial de la Casa Blanca

Por
Inflación: la administración de Biden apunta contra cuatro gigantes por el precio de la carne
08deSeptiembrede2021a las13:57

Los principales asesores del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, culparon a cuatro grandes empresas productoras de carne por el aumento de precios en las góndolas.

Precio de la carne en Estados Unidos

Este análisis publicado por la Casa Blanca se plantea como un anticipo de que la administración de Biden planea adoptar una postura más dura hacia estas empresas que, según dice, están "causando conmoción" en los precios que ofrecen a los consumidores.

Los cuatro grandes procesadores del sector de la carne de res de EE. UU. son:

  • Cargill, un comerciante mundial de productos básicos con sede en Minnesota
  • Tyson Foods Inc, el productor de pollo que es la mayor empresa cárnica de EE. UU. por ventas
  • JBS SA, con sede en Brasil, la mayor empacadora de carne del mundo
  • National Beef Packing Co, controlada por el productor brasileño de carne Marfrig Global Foods SA

Estas cuatro empresas faenaron alrededor del 85% del ganado de EE. UU. que se convierte en filetes, asados ​​de res y otros cortes de carne.

Ver también: US$ 10.000 millones: los números secretos de los verdaderos dueños de la carne en la Argentina

Como parte de un conjunto de iniciativas, la administración canalizará US$ 1,4 mil millones como estímulo pandémico COVID-19 a los pequeños productores y trabajadores de carne. También prometieron acciones para "tomar medidas enérgicas contra la fijación ilegal de precios", dijeron los ayudantes de la Casa Blanca en la publicación del blog oficial.

"Cuatro grandes conglomerados controlan de manera abrumadora las cadenas de suministro de carne, lo que reduce las ganancias de los productores y aumenta los precios para los consumidores", destaca la publicación del Blog. "La industria de envasado de carne compra ganado, cerdos y pollos de granjeros y ganaderos, lo procesa y luego vende carne de res, cerdo y aves de corral a minoristas como tiendas de comestibles. La industria está muy consolidada y sirve como un punto de estrangulamiento clave en la cadena de suministro", grafican.

La Casa Blanca detalló que los aumentos de precios en la carne de res, cerdo y aves de corral han impulsado la mitad del aumento de precios que los estadounidenses han pagado por los alimentos desde diciembre. En este sentido, consideran que esas empresas obtienen demasiadas ganancias después de que el estímulo ayudó a apuntalar la demanda de sus productos.

"Hemos ayudado a sostener este mercado y es frustrante ver a estas empresas cambiar y subir los precios", dijo Bharat Ramamurti, subdirector del Consejo Económico Nacional de la Casa Blanca, en una entrevista. "Lo que vemos aquí huele a especulación pandémica y ese es el comportamiento preocupante que encuentra la administración".

El aumento de la inflación ha representado una seria amenaza para los esfuerzos de Biden por controlar el impacto de la pandemia de COVID-19, su principal prioridad como presidente, y diseñar una recuperación económica de la recesión que causó.

La administración Biden ha respondido a estos problemas en parte intensificando los esfuerzos para reprimir lo que considera un comportamiento anticompetitivo y monopolístico que podría estar aumentando los precios. Reuters detalló que la reunión de un nuevo Consejo de Competencia de la Casa Blanca creado por Biden está programada para el viernes.

El USDA y el Departamento de Justicia ya han estado llevando a cabo una investigación sobre la fijación de precios en la industria de procesamiento de pollos. "El objetivo con el tiempo es reducir estos precios", dijo Ramamurti.

Los legisladores estadounidenses buscan una mayor supervisión del sector de la carne de res a medida que aumentan las preocupaciones sobre el comportamiento anticompetitivo después de la pandemia y un ataque cibernético a JBS USA.

La administración está "animada" por la legislación bipartidista que podría ayudar a una mayor negociación de precios en el mercado de la carne, se desprende del blog.

Temas en esta nota

Cargando...