Se levantó el paro de Atilra y todas las plantas vuelven a trabajar

A través de una conciliación obligatoria, se llegó a esta resolución; se abre una instancia de negociación con las empresas

Por |
Se levantó el paro de Atilra y todas las plantas vuelven a trabajar
15deOctubrede2021a las17:37

Atilra levantó el paro luego de que se dictaminó la conciliación obligatoria. La medida de fuerza duró poco más de 12 horas y tuvo acatamiento dispar en las diferentes industrias lácteas y en los distintos sectores laborales. 

La Dirección Nacional de Relaciones y Regulaciones del Trabajo tomó conocimiento a través de las presentaciones del sector empresario, en la mañana de este viernes, de la medida de fuerza de la Asociación de Trabajadores de la Industria Lechera de la República Argentina, a partir del anuncio de medidas de acción directa, consistentes en la paralización de todas las actividades en las empresas de la industria láctea, afectando ello, a las empresas asociadas al Centro de la Industria Lechera y a las empresas representadas por la Asociación de Pequeñas y Medianas Empresas Lácteas, impidiendo la normal operatoria de las mismas y en consecuencia el regular abastecimiento de los productos al mercado de consumo del público en general.

En una resolución firmada por la responsable del área mencionada del Ministerio de Trabajo, Gabriela Marcello, se indica que “resulta necesario disponer las medidas pertinentes para promover una solución pacífica y legal al conflicto planteado”.

“En el marco de la Ley N° 14.786, a partir de las 12.30 del día 15 de octubre de 2021, el conflicto identificado en los considerandos de la presente, suscitado entre los trabajadores representados Atilra, que prestan servicios en las empresas asociadas al CIL y en empresas representadas por APYMEL, impidiendo la normal operatoria de las mismas y en consecuencia el regular abastecimiento de los productos al mercado de consumo del público en general”.

Se inicia “un período de conciliación obligatoria por el plazo de 15 días de acuerdo a lo establecido en el Artículo 11° de la normativa preindicada”. Por lo tanto, los trabajadores debieron volver a las actividades y las empresas no deben “tomar represalias” contra los trabajadores, llamando a negociar las diferencias y dirimir los conflictos que derivaron en el paro, e incluso instándolos a una reunión con fecha a definir.

Paro de Atilra

La medida de fuerza que lanzó ayer Atilra tiene su motivo básicamente en un enfrentamiento que se genera con el Gobierno Nacional, por la intención de interferir en SanCor, sin que la Cooperativa esté al tanto de forma directa de las intenciones.

El gremio a través de un comunicado dejó traslucir que el Ejecutivo le manifestó la voluntad de ofrecer fondos para que la láctea con base en Sunchales pueda cubrir sus necesidades en cuanto búsqueda de capital de trabajo para terminar duplicando el proceso de materia prima actual que está en unos 650 mil litros. Sin embargo, la condición es la administración por parte de un grupo de empresarios no vinculados al sector, pero sí cercanos al Gobierno y muy renombrados en los últimos meses, para que con este fideicomiso terminen apoderándose de la Cooperativa.

El conflicto de base no fue sólo esta intención escandalosa, sino que supone un recorte en la planta laboral que abarcaría a más de la mitad de los 1.500 trabajadores directos que SanCor tiene en la actualidad. Este recorte de afiliados, esta pérdida de poder económico que supone esta actitud es lo que desencadenó un reclamo que se venía gestando desde el mes de abril.

Además, el gremio aprovechó la oportunidad para sumar presión a lo que significa en estas semanas la actualización de la paritaria 2020, volviendo sobre los aportes vinculados a la salud y la obra social propia como condición para poder cerrar de manera cordial esta variable.

En las empresas el acatamiento que tuvo el paro durante algo más de 12 horas, hasta que se logró reactivar la toma de turnos y responsabilidades tuvo diferente acatamiento, incluso dependiendo de cada área dentro de las empresas.

Las áreas administrativas continuaron con su trabajo de forma casi normalizada por acción del home office, mientras que en algunos segmentos la reposición y reparto de productos siguió con normalidad.

Sin embargo, hubo paralizaciones muy visibles en las empresas más grandes, con el impedimento de ingreso de operarios en sectores clave como los que dependen de la continuidad de las cadenas de frío, poniéndose en riesgo los procesos productivos en muchos casos, aunque el gremio destacaba en su llamado al paro que las guardias quedaban bajo la responsabilidad de las empresas.

Temas en esta nota

Cargando...