SanCor: Atilra se opone al Gobierno y para todas las industrias lácteas

El gremio lanzó una medida de fuerza desde este viernes; manifestaron que no aceptarán un plan de salvataje que contemple despidos

Por |
SanCor: Atilra se opone al Gobierno y para todas las industrias lácteas
15deOctubrede2021a las08:01

El gremio de los trabajadores lácteos fue anoticiado de una intención de generar un fideicomiso administrado por figuras cercanas al Gobierno que podría recortar en más de la mitad los puestos de trabajo en SanCor, a pesar que la cooperativa no tiene nada que ver en la gestión de esta idea. Un paro nacional que comenzó este viernes también presiona sobre la actualización de la paritaria.

A partir de un comunicado que la Asociación de Trabajadores de la Industria Lechera de la República Argentina (Atilra) emitió este jueves por la tarde, se comenzó a traslucir el motivo fundamental por el que el gremio venía tendiendo a un paro nacional, que ahora sí se concretará. 

Ver también: SanCor: Atilra se opone al Gobierno y para todas las industrias lácteas

Después de cerrar la paritaria a comienzos de año, ya en abril empezó a exponerse una tensión sobre SanCor que no surgía de una crisis interna de la Cooperativa, sino que tenía una raigambre externa, que ahora se puede ver claramente que estaba en la política. Intervino en ese tironeo una interna muy intensa que atraviesa el gremio, pero ahora los encuentra a todos juntos porque los intereses del sindicato se quieren ver tocados por el Gobierno.

“Resulta para Atilra imperioso y más aún en estos momentos el mantenimiento de esta muy importante fuente de trabajo, que reestructurada mantendrá capacidad para seguir empleando a trabajadores de la actividad lechera, con alto grado de capacitación y profesionalidad, en una especialidad que requiere técnicas y métodos que aseguren extrema calidad en el producto final”, comienza exponiendo la gremial, aludiendo a empleos directos e indirectos.

Haciendo una semblanza de la historia y la importancia que tiene en la lechería SanCor, después en el texto se indica que “con su conformación cooperativa, se distingue por no ser su objetivo la acumulación de riqueza en manos de sus dueños, su objetivo es abastecer a la comunidad en la que está inmersa, con productos lácteos de calidad y a precios razonables, ya que la contribución marginal se dedica exclusivamente a inversión tecnológica para los establecimientos fabriles y los tambos”, en esto no son certeros, ya que la empresa si genera ganancias para sus socios, que son los tamberos.

Por primera vez Atilra reconoce el trabajo que hizo con la Cooperativa para su reestructuración, que se inició en 2017, destacando “enormes esfuerzos contribuyendo a la reestructuración productiva, apoyando la venta de establecimientos que SanCor tenía en exceso, colaborando con el pase del personal a las empresas lácteas adquirentes, no poniendo obstáculos a los planes de retiro anticipado y retiros voluntarios, sosteniendo y conteniendo a compañeros sujetos a planes de jornadas libres rotativos, reubicando trabajadores en otras empresas lácteas, resignando en el tiempo con esperas que aún perduran los pagos de aportes y contribuciones sin interrupción de los servicios de salud, manteniendo plenamente la paz social sin ninguna acción disruptiva que pudiera perjudicar aún más la imagen de la cooperativa y espantar a proveedores tamberos y de insumos, realizando gestiones ante organismos públicos y privados en pos de soluciones”.

Ver también: Diez tambos chicos reciben fondos de Santa Fe para enfrentar la crisis del sector

Entonces, se agrega que “inexplicablemente vemos como todas las intenciones y esfuerzos que algunos funcionarios gubernamentales han puesto para apoyar la salida contrasta con la demora en la implementación de las herramientas que materializarían aquellas intenciones y esfuerzos, permitiendo que el margen de maniobra operativa de SanCor sea cada vez más riesgoso”.

“La participación directa o indirecta del Gobierno Nacional resulta indispensable para la continuidad de la empresa, caso contrario asistiremos al impedimento de seguir produciendo, por lo que cualquier medida debería ser implementada de modo urgente, antes de perder totalmente la posibilidad de adquirir materia prima e insumos en las cantidades necesarias para subsistir”.

Todos estos planteos comienzan a hacer entender que el conflicto se basa en una intervención del Gobierno y que no pasan por la propia láctea. Lo que no se retoma es el señalamiento al Gobierno de Santa Fe que se hiciera hace algunos meses.

“Tenemos pleno conocimiento que existen posibilidades ciertas de sacar a SanCor de esta situación, los antiguos vicios de la empresa han sido saneados por fuerza de las circunstancias, hoy la empresa es un emprendimiento rentable en tanto y en cuanto procese una cantidad de materia prima acorde a su capacidad”.

Aunque con algún error, el dato es que hoy la cooperativa procesa más de 650 mil litros diarios y tiene la intención de trepar a más de 1,5 millones. Para esto SanCor viene trabajando para conseguir financiamiento que permita avanzar en inversiones y así mejorar su capacidad de procesamiento, el aprovechamiento de la marca y darle continuidad a la calidad sostenida de los productos, en el mercado interno y externo.

“Desde Atilra confiamos en que un Gobierno con nuestra misma concepción ideológica, no permitirá que la empresa cierre y queden más de 1500 trabajadores sin su fuente de trabajo y que los productos de esta prestigiosa marca nacional se ausenten del mercado. Atilra solicita al gobierno que se involucre en la cuestión con total prescindencia de la administración de la empresa, la cual deberá necesariamente ajustarse al proyecto de salvataje que se implemente”.

Aunque confuso, lo que pide el gremio es que la conducción actual de la cooperativa sea parte de un futuro proceso de inversión. Pero, también, se avanza en una mayor transparencia del conflicto que se da entre el sindicato y el Gobierno, pero que en ningún momento llegó a la mesa de trabajo del Consejo de SanCor.

Dinero del Estado, ¿administración de amigos?

El comunicado del sindicato sostiene veladamente que el costo laboral es de baja influencia en industria lechera, lo cual no es así, pero la alusión no tiene relación directa con la actualización de paritaria que se está negociando en estas semanas, que aún no conforma a los representantes de los trabajadores, sobre todo por los aportes directos al gremio que últimamente se pretenden, sino que tiene relación con algo que promueve el Gobierno Nacional y molesta a Atilra.

“A instancias del Ministerio de Desarrollo Productivo de la Nación, un grupo inversor ha realizado un plan de salvataje, conjuntamente con apoyo financiero gubernamental, dicho plan de salvataje plantea la exclusión de una importante cantidad de trabajadores sujetos a convenio, circunstancia que Atilra no convalidará de modo alguno”, lo cual fue manifestado ante el Ministro de Trabajo el pasado 6 de octubre.

Según pudo saber Agrofy News, son tres grupos empresariales muy ligados al Ejecutivo Nacional, renombrados en los últimos meses por cuestiones ligadas a la pandemia y a empresas de servicios, principalmente, los que motivados por alguien del sector lechero entienden que podrían repetir un modelo que ya fracasó en 2006 y 2008 ante la Cooperativa, que es el de armar un fideicomiso para administrar dinero del Estado y así avanzar para quedarse con la empresa.

Todo esto es ajeno a cualquier gestión de SanCor, es una propuesta que se filtra por la necesidad de acordar con el gremio, ya que el proyecto es el de recortar a mucho más de la mitad la planta laboral de SanCor si esto prospera. Es este punto el que alteró los ánimos del sindicato y motivó esta manifestación pública que generará un paro nacional.

La Cooperativa había iniciado gestiones para conseguir avales del Estado que promuevan inversiones, sin embargo, la crisis económica redujo las posibilidades de lograrlo. Esto que se empezó a gestar el año pasado y ahora se cristaliza no tiene que ver con la voluntad de la cooperativa.

En su momento el Gobierno negó disponibilidad de fondos para tal fin, ¿ahora por qué se pondrían a disposición?, ¿quizá porque los involucrados en administrar esos dineros son figuras cercanas al poder?

En definitiva, se inició con este viernes un paro total de actividades, sin guardias, que no tiene plazo de conclusión, con lo cual toda la industria láctea nacional se paralizará y el primer impacto se sentirá en los tambos, por las demoras en la recolección de leche que en las próximas horas se comenzarán a sentir.

Temas en esta nota

Cargando...